JUNIOR DEJÓ PLANO A CERRO

JUNIOR DEJÓ PLANO A CERRO

La feria del error fue este encuentro de Copa Libertadores, en el que Junior cimentó sus ilusiones de pasar a la segunda vuelta, al ganarle a Cerro Porteño por 3-2 en el estadio Roberto Meléndez de Barranquilla. Y no podía ser de otra forma porque en la cancha se encontraban dos equipos con la imperiosa necesidad de ganar. Junior salva de momento esa papeleta al llegar a 3 puntos (ya acabó su participación de local), mientras Cerro no ha sumado todavía en sus tres presentaciones.

19 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

El campo pareció demasiado amplio para los protagonistas porque los baches fueron inmensos en las líneas de uno y otro bando. Finalmente ganó aquel que sacó provecho de la cantidad de equivocaciones.

Junior no encuentra un conductor ideal para explotar el potencial que tiene arriba con Valenciano y Guerrero. Más bien, en ese afán de cubrir la ausencia de Carlos Valderrama, Héctor Méndez y Luis Grau, suben demasiado y terminan por crear un corto circuito al dejar desguarnecida la línea postrera del equipo. Una oportunidad que encuentra el rival para levantar pelotas de costado o meter globitos a espaldas de los zagueros centrales. Allí se explica que Pazo haya sido una de las figuras.

Cerro, por su parte, sufre una crisis interna. Sus figuras (los Ferreira) fueron llevados al banco por Carpeggiani, debido a su bajo nivel en Medellín. Ellos entraron y no solo le resolvieron los problemas de gol, sino que estuvieron muy cerca del empate. La Copa no admite estas dudas.

Iván René Valenciano celebró su cumpleaños 22 con un derechazo que compromete al arquero Da Silva, quien le regaló el palo derecho.

El 2-0 de Junior (4 del complemento) proviene por un cabezazo de Luis Grau, cuando el guardavallas salió a cazar mariposas .

Un marcador peligroso porque el local entra en un lapso de confianza porque, en realidad, el rival había mostrado muy poco en ataque con Yegros y Núñez.

Pero en la cancha ya estaba Virginio Ferreira, quien con su movilidad empieza a voltear el partido. Un potente remate que en el camino encuentra a un compañero, descontrola a Pazo y señala el 2-1.

Y con el ánimo por las nubes, Cerro se volca sobre los predios del Junior. Hasta que llegó la equivocación de Luis Carlos Perea, muy confíado a la hora del cierre y Ferreira le gana la pelota para decretar el 2-2 con un tiro cruzado de izquierda ante la salida de Pazo. Era el minuto 22.

En este maremagnum en que se movían los dos equipos, el definitivo gol de Junior llegó con un hecho curioso: Carlos Araújo era candidato a salir porque ya calentaba Alfredo Nieto.

Fue cuando llegó la tremenda imprecisión de Gamarra y Benítez. El uno se levantó a rechazar de cabeza y la bola lo sobro. El otro esperó y le pegó la pelota en el cuerpo. Allí estaba Araújo para recoger y, sin problemas, vencer a Da Silva, a los 27 minutos.

Síntesis Asistencia: 6.936 personas.

Recaudación: $ 21.159.000.

Junior: Pazo (7); Briasco (6), Perea (5), Mendoza (5) y Uribe (6); Méndez (5), Grau (6), Araújo (6, A.Nieto-34 ST) y Pacheco (5); Guerrero (4) y Valenciano (6).

Cerro Porteño: Da Silva (3); Villamayor (5), Sarabia (5), Gamarra (6) y Benítez (6); Alcaraz (6), Enciso (5), Torres (6) y Espínola (6); Yegros (4, V.Ferreira-45 PT) y Núñez (3, J.Ferreira-12 ST).

Arbitro: Luis Seminario (7).

Goles: Valenciano (16 PT), Grau (4 ST) y Araújo (27 ST). Virginio Ferreira (7 y 22 ST).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.