DICEN QUE SOY EL MALO

DICEN QUE SOY EL MALO

Roberto Ramírez Rojas es una de las personas más mentadas entre los vendedores ambulantes de Bogotá. Es abogado y director ejecutivo de una asociación de comerciantes mayoristas. Trabaja en un quinto piso, en San Victorino, y es autor de las demandas que han dado origen a operativos de recuperación de espacio público en diferentes zonas de la ciudad.

23 de julio 1998 , 12:00 a. m.

El opina que los gobernantes están obligados a hacer respetar el espacio público, acusa a los políticos de ser los culpables de este fenómeno, dice estar amenazado y tiene un proyecto de Ley para legalizar a los vendedores ambulantes.

Con gafas oscuras y un saco blanco de hilo, Ramírez Rojas supervisó este mes los operativos en San Victorino, bajo la mirada centelleante de los vendedores desalojados.

Espacio público Desde hace cuando presenta demandas por el espacio público? He presentado en el año 89, 90, 91.Y a partir de la Constitución del 91, cada 5 de julio presento una demanda. Y desde del año 95 presenté 20 demandas en las 20 alcaldías zonales.

Cuántas han sido falladas a su favor? En la avenida 19, Chapinero, 7 de Agosto, Restrepo, Venecia, Las Ferias, Fontibón, San Victorino.

Por qué lo hace? Me parece que el espacio público es lo más importante. El espacio público en todos los países del mundo es algo sagrado, menos aquí.

Los intereses Los vendedores dicen que usted les cobra a los comerciantes por metro recuperado? Eso no es cierto.

Usted por qué comenzó? Comencé como cualquier abogado que quería hacer dinero. Reuní en la hostería San Gabriel, hace muchos años, a unos 60 o 70 comerciantes. Les expliqué que el Estado estaba cometiendo una falla en el servicio por permitir la invasión de las calles, lo que conllevaba un grave perjuicio para el comercio formal.

Les propuse demandar al Distrito para obtener indemnización. Yo quería cobrar la tercera parte de esa demanda que yo, en esa época, calculaba en 60 mil millones de pesos. Resulta que los comerciantes simpáticamente me dijeron: mire, nosotros no necesitamos que el Gobierno nos dé plata porque tenemos, pero si usted nos dice que quita los vendedores ambulantes nosotros le ayudamos .

Inicié porque esos comerciantes me dijeron que me iban a ayudar, pero después se convirtió en una bandera personal, porque comencé a ser rey de burlas de los alcaldes locales. El espacio público en las alcaldías era un negocio. No se encontraba ni un alcalde, ni un asesor jurídico que fallara estas demandas.

Los comerciantes lo han ayudado? La verdad que no. De pronto, en alguna reunión, alguna comida me dicen: doctor, peleé mucho que nosotros lo vamos a apoyar, pero a la final yo voy al 7 de Agosto y los comerciantes se hacen los que no me conocen. De pronto piensan que les voy a cobrar, no sé. Desde ya, públicamente, les digo que no me deben nada.

Propuestas Las demandas que usted ha presentado también incluyen una solución? Sí. Absolutamente todas. Yo pido en todas las demandas que se le dé una solución social al vendedor ambulante.

He propuesto muchas veces que se reglamente el oficio de vendedor ambulante, que se creen centros de ferias y exposiciones populares en cada ciudad. Acabo de presentar un proyecto de Ley para darle educación al vendedor ambulante, vivienda de interés social, créditos blandos y capacitación en mercadeo moderno, porque una cosa es vender aguacates en un carrito y otra, dedicarse a mercadear aguacates.

Usted no cree que mucha de esta gente no tiene otra forma de ganarse la vida? Por supuesto. Pero eso es culpa del Estado. El Gobierno se ha despreocupado de la venta ambulante porque cada vez que alguien se mete de vendedor ambulante es un problema menos de desempleo para el gobierno.

Usted afirma que los vendedores ambulantes no son tan pobres como dicen? Los vendedores ambulantes tienen unas escalas. Aquí hay unos verdaderamente millonarios, hay otros medianamente poderosos, hay vendedores que tienen con qué vivir, y hay quienes son muy pobres y dependen realmente de los grandes y poderosos explotadores del espacio público.

Qué siente cuando ve a una señora llorando, con sus hijos, porque se le llevan la caseta que ha sido su medio de sustento durante 10 ó 15 años? Me da muchísima tristeza y me gustaría llorar con ella, pero más que llorar me gustaría que el Gobierno les diera una solución.

Ha sido amenazado? Sí señor. Me mandan a decir que procure gastar rápido mi platica, que no la voy a disfrutar mucho . Yo sé que muchos vendedores me quieren, pero otros dicen que yo soy el malo.

POLITICOS Y ADMINISTRACIONES Cuál ha sido el papel de los políticos? Desastroso. Aquí los primeros que utilizaron el espacio público para lucrarse políticamente fueron los políticos. Yo los acuso de recibir votos, a cambio de calles. El padre del comercio informal es el actual presidente de la República.

Por qué? El defendía a ultranza a los comerciantes informales. Curiosamente también fue el creador y ponente en la ley de reforma urbana que es la que permite en este momento rescatar el espacio público.

Había mucha corrupción en las administraciones anteriores a nivel local? Cierto. Tengo entendido que en una localidad había una cuota de 10 mil pesos por caseta, que sumaba algo así como 2 millones y medio al mes, pero esto no lo puedo probar.

Usted tiene aspiraciones políticas? Estuve de candidato al Concejo, intenté reunir algunos comerciantes alrededor de esa candidatura. Desafortunadamente ni el tiempo, ni el dinero me alcanzaron para llegar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.