CHILE, RUMBO AL ARANCEL CERO

CHILE, RUMBO AL ARANCEL CERO

El proyecto de ley que propone reducir el arancel uniforme desde 11 por ciento hasta el año 2003, cubre casi la mitad del camino hacia la meta óptima.

31 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Es evidente que el itinerario propuesto por el gobierno rebajar un punto de arancel cada año durante cinco años tiene una velocidad de tortuga.

Pero la tortuga debería llegar más lejos: arancel cero el 2010. Tendríamos un país sin aduanas, sin el costo en tiempo que significan estos trámites anacrónicos, sin toda una burocracia para recolectar a los importadores (y devolver a los exportadores) un escuálido arancel de 6 por ciento, sin una puja constante por aranceles diferenciados, sin privilegios para funcionarios internacionales y diplomáticos, incluso sin filtraciones de whisky calificadas como pertrechos militares .

Once años para bajar once puntos. Y el arancel al canasto de las erradas estrategias de desarrollo. Cabe destacar que es tan potente el argumento teórico y empírico a favor del libre comercio, que se estima que más de un 90 por ciento de los economistas son partidarios de esta política. A diferencia de lo que sucede en otras áreas en que existe una amplia diversidad, como, por ejemplo, el grado óptimo de libertad en los movimientos de capitales entre países.

El Congreso podría legislar un hito histórico que tendría resonancia mundial. Chile celebraría su bicentenario con pleno libre comercio y, posiblemente, como un país desarrollado.

Aún si se deja pasar esta oportunidad, de todos modos vale la pena aprobar el proyecto del gobierno. La meta legislada sería de un 6 por ciento uniforme, y ello produce de inmediato un positivo efecto en la toma de decisiones empresariales, mejorando la asignación de recursos en los proyectos de inversión y, a su debido tiempo, aumentando la competitividad de la producción nacional. Esa es la clave y no la búsqueda de impactos inmediatos en el tipo de cambio.

El mérito principal del proyecto es que mantiene el principio del arancel parejo, la definición clave de la política arancelaria. El arancel diferenciado no sólo produce distorsiones e ineficiencia económica, sino que genera presiones, poder discrecional y oportunidades de corrupción.

Es notable que la defensa del arancel parejo haya sido hecha con vigor por los ministros Aninat, Biehl, Mladinic y Troncoso, el ex ministro Foxley, y el ex diputado Estévez, todos presumiblemente opositores a éste hace veinte años. Y es preocupante que treinta y dos diputados de RN y de la UDI puedan quedar en el lado equivocado de la historia, oponiéndose a esta rebaja arancelaria, aparentemente confundidos por la presión de algunos poderosos agricultores de sus distritos electorales.

Esta iniciativa constituye el penúltimo kilómetro del maratón en que ha consistido la apertura al exterior de la economía chilena. En 1973 Chile era uno de los países del mundo con mayores restricciones a su comercio exterior. El costo en pobreza y subdesarrollo fue monumental.

LARGO PROCESO El camino hacia el libre comercio lo inicia el ministro Gotuzzo en 1974 con el desmantelamiento de múltiples trabas arancelarias y para-arancelarias (prohibiciones, cuotas, etc.), lo prosigue el ministro Cauas con la retirada en 1976 del Pacto Andino, logra su mayor avance bajo el ministro De Castro con un arancel parejo de 10 por ciento en 1979, retrocede bajo el ministro Escobar en la crisis del 82-83, vuelve al 15 por ciento parejo con el ministro Bchi a mediados de los años 80, y finalmente el ministro Foxley lo reduce al 11 por ciento a principios de los años 90.

Si este proyecto es aprobado, el ministro Aninat se inscribirá en la lista como el penúltimo (el último si firma el arancel cero) liberalizador del comercio exterior chileno, y el gobierno habrá enviado una fuerte señal a favor de una economía competitiva e integrada a los mercados mundiales.

* Ex ministro del Trabajo y Previsión Social, autor de la privatización de las pensiones en Chile.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.