EN LITIGIO ISLAS DEL MAGDALENA

EN LITIGIO ISLAS DEL MAGDALENA

El labora sobre tres hectáreas, y con el trabajo de más de 20 años invertidos ha podido sacar adelante a su esposa y a sus hijos.

22 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Pero a pesar de la tranquilidad que vive diariamente, hoy no está durmiendo tranquilo.

Galindo es consciente que en cualquier momento puede ser desalojado debido a que la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) quiere ejercer dominio sobre sus tierras y las de más de 100 familias que como la de él, viven de cultivar plátano, yuca, frutas y de la pesca sobre el río Magdalena.

Las islas son conocidas como Rayadero 1, Rayadero 2 y Rayadero 3. Entre las tres reúnen más de 800 hectáreas que colindan con la Base Germán Olano o Palanquero.

El argumento que ha expuesto el comandante de la base aérea, el general Jorge Ballesteros, es que se requiere la posesión sobre las islas para garantizar la seguridad de la base, que se ve amenazada por delimitar con terrenos sobre los cuales no se puede ejercer ningún control debido a la presencia de los colonos.

Ninguna de las personas que habitan en la zona tiene títulos sobre esa tierra. Nosotros si tenemos los títulos desde que la base fue construida, es decir, desde 1933. dijo el general.

De acuerdo con Ballesteros el pleito pasó a manos del ministerio de Defensa y agregó que esta institución tiene que entrar a dirimir el litigio ya sea comprando o pagando las mejoras.

Galindo y las familias que habitan la zona se defienden diciendo que esas tierras se han explotado desde el siglo pasado, más exactamente a finales de 1890.

Ellos explican que tienen escrituras que los acreditan como dueños de una serie de mejoras que se hicieron en los terrenos, consistentes en pozos sépticos y viviendas, entre otras obras.

Además argumentan que no deben ser desalojados porque con su trabajo han podido valorizar los predios que hoy producen el 90 por ciento del plátano que se comercializa en Puerto Salgar ( Cundinamarca) y La Dorada,( Caldas) y un porcentaje parecido del pescado que durante todo el año se vende en estas dos localidades.

De acuerdo con Alirio Mejía, fiscal de la junta de acción comunal de Rayadero, la comunidad está dispuesta a llegar hasta las últimas consecuencias con el fin de evitar que sean despojados de sus tierras. Para irnos de allí nos tendrían que sacar a las malas , dijo.

El Instituto Colombiano de Reforma Agraria ( Incora) en un comunicado enviado a EL TIEMPO informó que el Ministerio de Defensa adquirió los terrenos tal y como consta en la escritura pública número 4410 de septiembre 13 de 1968 de la notaría cuarta de Bogotá, en donde se encuentra ubicada la Base Aérea Germán Olano en una extensión superficiaria de 324 hectáreas que incluyen los predios anteriormente conocidos como Portobelo o Palanquero e isla Rayadero .

Según la entidad, los terrenos de Rayadero no deben catalogarse como islas sino como colchones de río que se han formado por la reducción en el cauce del río. Por consiguiente, son propiedad de la nación y son imprescriptibles.

Para que sean considerados como islas deben permitir la navegación de buques de 50 toneladas de calado. De acuerdo a esta condición, los ocupantes pueden ocuparlos pero no poseerlos.

Para ejercer propiedad sobre ellos se debe adquirir título entregado por el Estado a través del Incora, de acuerdo con la ley 160 de 1994.

Según Carlos Cifuentes, abogado del Incora sería una irresponsabilidad del Estado titular terrenos que pueden desaparecer cuando el río aumente su nivel.

A pesar de lo anterior llama la atención que dos personas si exhiben títulos. Una es Luis Alberto Ramírez a quién al Incora a través de la resolución número 000504 de 1988 le entregó el predio denominado Isla del tesoro ubicado dentro de Rayadero.

Ivan Céspedes Valderrama, gerente del Incora de la Regional del Magdalena Medio ubicada en La Dorada, considera que esta entrega de títulos fue un procedimiento irregular que la entidad entrará a investigar.

Para el funcionario la mejor solución es que las dos partes se sienten a concertar y a negociar una reubicación La Fuerza Aérea está invocando un argumento de seguridad militar que me parece válido porque incluso hay predios que están cerquita del polígono de tiro de los aviones y se ha dado el caso de que han caído bombas en las fincas , dijo Céspedes.

De todas maneras lo que habría que entrar a definir es quién les va a pagar la mejoras que le han hecho a las tierras, que pueden catalogarse como las más fértiles del Magdalena Medio , agregó el funcionario.

El pleito ya fue remitido por la FAC al ministerio de Defensa.

Con motivo de la construcción del Ferrocarril de Cundinamarca en 1923 se creo un caserío que se llamaría Puerto Liévano, en honor a Indalecio Liévano, propietario de las tierras.

En 1935 estos terrenos fueron inundados por el río Magdalena que comenzó a destruir los cimientos de las viviendas, y obligó a trasladar la población.

La localidad anegada fue ubicada kilómetros más arriba y tomaría el nombre de Puerto Salgar.

Fue aproximadamente durante esa época, aunque algunos campesinos de la región afirman que se produjo aproximadamente en 1945, cuando el río cambió su curso una vez más y dividió algunas extensiones de tierra que antiguamente eran del departamento de Caldas, y que se conocen con el nombre de Dorada Viejo.

Gran parte de esos predios dejaron de ser territorio de este departamento y quedaron ubicados en Cundinamarca, entre ellos los terrenos de las islas que han originado el conflicto entre la Base Germán Olano y los campesinos.

La base Germán Olano o Palanquero se comenzó a construir en 1931 y se inauguró dos años después.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.