CONFIESA QUE HA VIVIDO

CONFIESA QUE HA VIVIDO

Asegura Aura Cristina Geithner, en la autopresentación que escribe como abrebocas a su libro de poemas Confesiones lanzado esta semana en Bogotá que nació hace más de mil años .

29 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Cuando Leonardo da Vinci no había realizado su Gioconda y Paolo Ucello no nos había regalado aún La Batalla de San Romano. Mil años. Cuando Miguel de Cervantes no había apuntado su lanza de creación sobre el Ingenioso Alonso Quijano, y al Teatro Clásico Francés de Moliére y Racine le faltaban varios siglos para darse a conocer. Mil años. Cuando la poesía de Lord Byron permanecía dormida en los bosques ingleses; cuando Baudelaire, Rimbaud, Verlaine y Paul Eluard no había nacido, y Machado y García Lorca eran un par de poetas que aparecerían en escena casi 900 años después. Mil años.

La Geithner, en sus Confesiones, asegura muy encantadora ella, muy tierna ella, muy natural ella que nació hace mil años. Y sorprende. Primero, porque en una época en la que las mujeres se quitan los años, Aura Cristina ha decidido sumarse mil de un solo tajo. Encantadora. Y segundo, porque en mil años de vida, con la oportunidad de haber recibido la influencia artística de genios de todo un milenio, los poemas que presenta en Confesiones no alcanzan a ser más que un diario colegial de adolescente. Una inocentada amorosa sin autocrítica. Un juego de emociones exclusivas de una vida multifacética que la ha llevado a ser profesora de arte a sus escasos 19 años , actriz, cantante, modelo, presentadora y ahora... poeta. Muy tierna.

Sin embargo, en mil años de vida algo se aprende. Y la poeta ( hay que llamarla así?) Aura Cristina Geithner aprendió más que todos los genios del milenio que la imagen vende. Y mucho. Tal vez por eso, entre poema y poema, entre confesión y confesión, muestra su cara bonita, su cuerpo encantador, su sonrisa natural, y le regala al lector una serie de fotografías suyas para hacer algo agradable el trago amargo que es leer sus poesías. Muy tierna.

Nací hace más de mil años, asegura Geithner. Y en mil años puede pasar de todo. Incluso, que la poesía de este nuevo valor para las letras colombianas ( ha prometido otro libro!) pueda hacer parte de este a veces absurdo y poco serio lugar llamado Planeta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.