Secciones
Síguenos en:
EXTINCIÓN AZOTÓ 111 BIENES DEL SEÑOR DE LOS MARES

EXTINCIÓN AZOTÓ 111 BIENES DEL SEÑOR DE LOS MARES

Los vientos de la extinción del dominio azotaron ayer las propiedades del Señor de los Mares .

Agentes del DAS, la Policía y la Fiscalía ocuparon 111 bienes, valorados en más de 40 mil millones de pesos, del desaparecido narcotraficante Efraín Antonio Hernández Ramírez, también conocido como Don Efra , que fue asesinado el 6 de noviembre de 1996 en el norte de Bogotá.

La Operación Padrino I dejó bajo el control de la Dirección Nacional de Estupefacientes hoteles, centros comerciales, locales, apartamentos, casas, lotes y vehículos. También permitió congelar 20 cuentas corrientes y un indeterminado número de acciones comerciales.

Más de mil hombres participaron en la acción que se extendió a San Andrés, Palmira, Jamundí, Cali, Bogotá y algunos municipios de Cundinamarca.

Las principales ocupaciones se registraron en el Valle y fueron lideradas por el director del DAS, general Luis Enrique Montenegro Rinco.

Una lujosa casa que utilizaba Don Efra para refugiarse con sus familiares y amigos durante las épocas de verano fue uno de los primeros objetivos. El inmueble hace parte de la hacienda Los Samanes , ubicada en Jamundí, en el sur del departamento.

En Cali fueron ocupados 22 locales del centro industrial y comercial Panorama, un local del edificio Cosmocentro y tres casas de Brisas de los Alamos. También una casa en Palmira.

Hoteles En Bogotá, los detectives ocuparon nueve locales del centro comercial Cedritos, cuatro apartamentos de la urbanización La Carolina, un local de Unicentro y dos locales del edificio Santa Beatriz. La operación también dejó bajo control a los hoteles Miramar 1 y 2 y Maryland, de San Andrés y Providencia.

Don Efra fue muerto el 6 de noviembre de 1996 en el Centro Comercial Santa Bárbara de Bogotá.

Según los estimativos del Bloque de Búsqueda, la fortuna de Don Efra supera los 60 mil millones de pesos.

Este hombre pasó de ser un policía raso a una de las personas con mayor fortuna en el centro y norte del Valle, con más de 30 empresas, algunas de ellas manejadas por sus ocho hermanos y por una familia de origen libanés.

En 1973 se vinculó a Colpuertos, donde trabajó por siete años y alcanzó el puesto de distribuidor de bodega.

Esas funciones, como policía y empleado de Colpuertos, le permitieron conocer al detalle el movimiento de mercancías y las rutas de buques, hasta convertirse en El Señor de los Mares de la droga, tal como lo llamaban algunos de sus colaboradores.

Según los archivos policiales, fue integrante del cartel del Norte del Valle. Formaba parte de la organización internacional Los Reyes Magos , que operaba en Ecuador y se dedicada a introducir dólares a Colombia por la ruta Ecuador-Cali, procedentes de Nueva York.

Según información de efectivos del Bloque, su rastro se perdió durante unos cinco años, hasta 1986 cuando apareció figurando como empresario avícola y de pollos asados en Ecuador y luego en Cali.

Un informe del Bloque revela que Hernández contaba con inversiones en seis inmobiliarias, una administradora de moteles, tres empresas relacionadas con el sector avícola, distribuidores de lubricantes, venta de autos y un centenar de apartamentos.

Su historial delictivo terminó el 6 de noviembre de 1996 cuando fue asesinado en una oficina de su propiedad en el centro comercial Santa Bárbara, en el norte de Bogotá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.