Secciones
Síguenos en:
UNA PELÍCULA CANSONA Y ABURRIDA

UNA PELÍCULA CANSONA Y ABURRIDA

Hace cuatro meses el reportero peruano Jaime Bayly entrevistó en su programa de televisión a la ex novia de Faustino Asprilla, la conocida Lady Noriega. Ella, sin el menor recato, contó una anécdota de sus andanzas amorosas con el jugador de Tuluá y palabras más, palabras menos, relató que en alguna oportunidad en Barranquilla el Tino la había llamado y le había dicho que quería estar con ella.

La señora Noriega agregó que Faustino le había dicho que en media hora estaba en su apartamento. Y que cuál no sería su sorpresa, la de la Noriega, cuando miró por la ventana y se dio cuenta que el propio Bolillo Gómez había llevado a Faustino a calmar sus penas amorosas y lo había esperado el tiempo necesario.

Bueno, preguntará alguien, y esto a qué va? Pues hombre, es apenas un relato para que la gente sepa bien cuál era la relación de confianza e intimidad del Tino y el Bolillo y hasta donde el técnico hacía las veces de Celestina o alcahuete, como en el caso descrito por la Noriega al peruano Bayly.

Por eso, debemos comprender el malestar tan profundo, la desazón, la indignación que debe haberle causado a Gómez la entrevista de Asprilla en la que lo culpa de tener preferencias por otros jugadores.

El, precisamente él, Faustino, era el menos indicado para hacer tales declaraciones. El que se burló de la disciplina de la Selección con la complicidad del técnico, que toda la vida ha tenido raseros diferentes para mirar las cosas del equipo, él a quien se le perdonaron sus voladas nocturnas, sus llegadas tardías, su comportamiento antisocial cuando sacó pistolas o agredió a periodistas o indefensas personas .

Fausto, como le hacés esto al Boli? , diría indignado cualquier amanuense de periodista, cualquiera de los integrantes del clan de la sapería que acompaña al técnico para arriba y para abajo.

Y a propósito de estos, todos están ahora tirándose de cabeza en el barco de los críticos. Antes del torneo navegábamos allí, en medio de la tormenta, dos o tres. Hoy, tras el fracaso contra Rumania, todos están pidiendo ingreso, inclusive el que siempre lo defendió, el que siempre le alcahueteó todo lo que hacía, el que lo impulsaba a vetar, maltratar y vejar a sus contradictores.

Siento pena ajena, vergenza y dolor, por ese tipo de periodistas. Supongo que el técnico también debe estar indignado con estos coleguitas que se le voltearon sin pudor cuando lo vieron perdedor, con los que hablaban a espaldas suyas mostrando una amistad que dependía tan solo del buen resultado.

Una anotación final: es triste y lamentable que de Colombia, inclusive en el campo deportivo, sólo se publiquen noticias malas. Cada cuatro años en el Mundial de Fútbol nos convertimos en la comidilla por los aspectos externos, por el entorno, por las supuestas amenazas, por las peleas. Nunca hablan bien de nosotros por el fútbol, solo por las cosas malas.

Pero, me hago una reflexión, valiéndome de una frase de Maturana: Se juega al fútbol... como se vive . Y el seleccionado de fútbol de Colombia no puede ser ajeno a lo que es el país. Y un país que se desangra en medio de la balacera a la que nos tienen sometidos los guerrilleros, los paramilitares y el resto de la fauna que usa armas, no puede pretender que la Selección sea una isla de paz. La Selección es directamente proporcional a lo que es el país.

En esta telebobela de cada cuatro años solo falta un capítulo: el técnico está próximo a recurrir a su ya trajinada y aburridora costumbre de echarnos la culpa a los periodistas de la muerte de Andrés Escobar y muy pronto hablará, una vez más, del cuento de las amenazas, del fax que nadie ha visto, del mensaje que le llegó... Bueno, ustedes ya saben el resto de esta película que, de tanto verla se ha vuelto cansona y aburridora.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.