CON INVENTARIO DE BIENES SE DEFENDIÓ MOGOLLÓN

CON INVENTARIO DE BIENES SE DEFENDIÓ MOGOLLÓN

Las primeras tres horas de otras tantas sesiones de indagatoria ante la Corte Suprema, fueron dedicadas por Heyne Mogollón a controvertir acusaciones públicas según las cuales la conducción del proceso a Ernesto Samper le significó una sustancial mejora patrimonial.

30 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Entremezclada con algunas evocaciones de su vida de campesino en la provincia cordobesa, hizo una relación de memoria sobre la forma en que obtuvo los diez predios rurales que desde 1977 han hecho parte de su patrimonio junto con la compra de unos derechos sucesorales a dos de sus hermanos.

También describió, uno a uno, las condiciones en que pacto con entidades financieras créditos que en total suman 99 millones de pesos, buena parte de los cuales ya están amortizados.

Acusando en ocasiones fatiga ante la intensidad del interrogatorio que le formuló el magistrado Jorge Aníbal Gómez Gallego el mismo jurista que llamó a indagatoria a los 110 fiscales de Samper, Mogollón desafió un segunda hipótesis: la posibilidad de que se hubiera beneficiado política y personalmente con la asignación de partidas en la ley del Plan de Desarrollo y en el manejo de los fondos de Cofinanciación.

Se mostró como casi un convidado de piedra en la aprobación de leyes que incluyeron manejo presupuestal y dijo que en ese sentido jugaron dos factores: su inexperiencia como parlamentario y la distancia que debía poner frente al Gobierno cuando se convirtió en instructor del llamado proceso del siglo.

Apeló a los resultados de las últimas elecciones parlamentarias para señalar que si todo lo que han dicho los medios de comunicación sobre él fuera cierto, no habría salido quemado .

Por iniciativa suya se destinó alguna partida específica en el presupuesto Nacional para alguno de los municipios de la zona de su influencia política? , le preguntó el magistrado.

Mogollón respondió: En la ley del Plan Nacional del Desarrollo, al igual que varios congresistas del departamento de Córdoba, nos esmeramos en la inclusión del presupuesto de unas redes terciarias, las cuales corresponden a las carreteras del municipio de San Carlos, Ayapel y otras en la red terciaria de los municipios Ciénaga de Oro, Chimá y Tuchín, región indígena de San Andrés de Sotavento.

Me refiero específicamente a estas que van por el centro del departamento de Córdoba porque a raíz de mi función como investigador del Presidente de la República los medios de comunicación han querido mostrarle a la opinión pública que eso es producto de una posible contraprestación .

Dijo también no haber tocado un solo peso de la campaña de Samper ni haber postulado candidato alguno a cargos públicos durante la pasada administración.

Llamó invención infame las relaciones que algunos medios de comunicación hicieron de su nombre con el de Hernán Mogollón, ex director de Caprecom, detenido actualmente por corrupción. Dijo que si bien Mogollón es un primo lejano suyo, la llegada a su cargo se produjo antes de que él fuera elegido para la Cámara.

Retó también una tercera hipótesis: la redacción del proyecto de preclusión, que era responsabilidad suya, habría sido manejada tras bambalinas por otros abogados, entre ellos el encargado de la defensa presidencial.

Tenía usted alguna experiencia de la técnica en la elaboración de providencias judiciales? , le preguntó el magistrado.

En honor a la verdad admitió Mogollón no tenía experiencias adquiridas en la actividad jurisdiccional, pero me valió el estudio del Código de Procedimiento Penal y de la Ley 5a. del 92 o Reglamento del Congreso .

Negó de manera rotunda haber hecho consultas con particulares, pues dijo que eso sería ceder su propia competencia. Recuerdo haber consultado al tratadista Jairo Parra Quijano y otras obras que no puedo precisar. El fue mi profesor de derecho probatorio en la universidad Libre de Colombia , dijo.

En respuesta a cuestionamientos tácitos sobre su falta de iniciativa para el recaudo de pruebas, entre ellas el testimonio del contador del cartel de Cali, Guillermo Pallomari, dijo que no fue a buscar a éste a Estados Unidos porque había un evidente deterioro en las relaciones del Congreso colombiano con el gobierno de ese país.

La Corte le preguntó entonces por qué no hizo la misma consideración cuando fue a Washington a tomarle la misma declaración al ex presidente César Gaviria.

Mogollón respondió que no había punto de comparación entre otras cosas porque los entornos de los dos personajes (Gaviria y Pallomari) eran totalmente distintos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.