INVESTIGAN ACUSACIONES CONTRA CHIQUITA

INVESTIGAN ACUSACIONES CONTRA CHIQUITA

En medio del furor que se produjo cuando The Cincinnati Enquirer se disculpó el mes pasado por una serie de artículos que acusaban a Chiquita Brands International Inc. de operaciones indebidas, se pasó por alto el elemento fundamental de la serie: importantes acusaciones sobre dudosas prácticas comerciales de una gran corporación con amplias influencias en Estados Unidos y en toda Latinoamérica.

21 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Esta semana, en sus primeras y prolongadas entrevistas sobre el tema, altos ejecutivos de Chiquita proclamaron una victoria total y describieron toda la serie de artículos como injusta e imprecisa, alegando que era el trabajo no confiable de un periodista que robó cientos de mensajes de voice-mail (contestadores telefónicos).

Sin embargo, entrevistas realizadas con funcionarios de gobierno, con gente de fuera de la compañía y con algunos de aquellos citados y una revisión de los propios artículos, determinaron que algunas de las acusaciones no pueden ser fácilmente desestimadas, a pesar de las dudas que provocó semejante método investigativo.

La Comisión de Canjes y Valores está investigando las acusaciones aparecidas en los artículos, que indican que la compañía encubrió un complot de soborno perpetrado por empleados en Colombia. Chiquita podría enfrentar penalizaciones bajo la Ley Contra Prácticas Corruptas en el Exterior si de hecho se involucró en soborno o rehusó denunciar la existencia de éste.

Un abogado a quien se informó acerca de las investigaciones de la Comisión en la compañía dijo que la investigación no había sufrido demoras por la divulgación del robo del voice-mail.

Simplemente quiero destacar el hecho de que la información que se divulgó fue extremadamente detallada , señaló el abogado, que habló a condición de que no se divulgara su nombre. Esto no es algo que va a desaparecer así como así .

Determinar la validez de lo que alega el periódico no es cosa fácil. El propietario y el editor del diario, que se disculparon y tuvieron que pagar más de $10 millones a Chiquita, rehusaron discutir los artículos o proveer acceso a los mensajes del voice-mail y a los archivos de Chiquita, citando para ello un acuerdo de confidencialidad establecido con la firma.

Mike Gallagher, el periodista que escribió los artículos, no respondió a los mensajes que se le dejaron en su residencia, y su abogado, Patrick Hanley, no devolvió las llamadas telefónicas que se le hicieron.

Pero nadie ha puesto en duda la autenticidad del voice-mail, y tanto los archivos internos de Chiquita que forman la base para las acusaciones de mayor envergadura, como los ejecutivos de la firma, señalan que no tienen respuesta para algunas de las cuestiones mencionadas en los artículos.

Chiquita tiene un pasado dudoso y lleno de historias. Su compañía predecesora, la United Fruit, tenía tal influencia en Latinoamérica, donde se cultiva la mayor parte de las bananas, que inspiró el término banana republic .

Carl H. Lindner Jr., prominente financiero de Cincinnati y gran donante tanto a republicanos como demócratas, adquirió intereses mayoritarios en Chiquita en 1984. Cuatro años después, se llevó la firma desde la ciudad de Nueva York a Cincinnati.

En años recientes, Chiquita se ha esforzado para despojarse de su antigua notoriedad y presentarse como una compañía consciente de sus obligaciones sociales y ambientales. Pero las restricciones comerciales y los nuevos competidores han hecho difícil el negocio de vender bananas, y ejecutivos de la firma reconocieron que pueden hacer más por transformarse en buenos ciudadanos corporativos.

Sabemos que tenemos trabajo por realizar , reconoció Steven G. Warshaw, presidente y jefe de operaciones.

La compañía está realizando un enorme esfuerzo para hacer las cosas bien, pero esto no ocurre de un día para otro . dijo.

El Enquirer ofreció una áspera refutación a la nueva imagen en una sección de 18 páginas publicada el 3 de mayo titulada Los Secretos de Chiquita Revelados . Los artículos alegan que la compañía controlaba secretamente docenas de compañías bananeras independientes para evitar las restricciones sobre propiedad de terrenos y limitar la intervención de los sindicatos, amenazando la salud de sus trabajadores mediante la utilización indiscriminada de pesticidas, y estuvo involucrada en un complot de soborno y otras prácticas cuestionables.

Pero el 28 de junio, el Enquirer, propiedad de Gannett Company, publicó una excusa a Chiquita. El periódico señaló que Gallagher había asegurado haber obtenido copias de los mensajes de voice-mail de un alto funcionario de Chiquita.

El Enquirer está ahora convencido de que las antes mencionadas afirmaciones, acusaciones y conclusiones no son ciertas y han creado una impresión falsa y engañosa con respecto a las prácticas comerciales de Chiquita , dice la excusa.

Robert Olson, abogado general de Chiquita, dijo que la compañía había preparado una demanda contra The Enquirer, y que el periódico la evitó solamente a última hora.

Harry M. Whipple, propietario del Enquirer, y Lawrence K. Beaupre, su editor, se negaron a responder preguntas acerca de la precisión y la imparcialidad de las historias, y de las circunstancias que propiciaron la excusa. Whipple dijo tener un acuerdo de confidencialidad con Chiquita.

Pero Warshaw y Olson, ejecutivos de Chiquita, refutaron algunas de las acusaciones en una entrevista de dos horas de duración, en varias conversaciones posteriores y en material por escrito.

Se negaron, sin embargo, a responder preguntas sobre algunos puntos claves, citando la investigación de la Comisión de Canje y Valores y otras dos investigaciones criminales que realizan el FBI y un fiscal especial de Cincinnati respectivamente, sobre el robo de los mensajes de voice-mail.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.