LO QUE NO SE HADICHO DEL EMISOR

LO QUE NO SE HADICHO DEL EMISOR

Las razones de la opinión pública, no pudieron ser expuestas claramente por los senadores más críticos , el pasado 12 de agosto.

30 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Algunos codirectores tienen concepciones equivocadas o simples dogmas. A éstos, pretendo quitarles ese carácter.

La junta maneja información adecuada. Es consenso del conocimiento económico vigente que la inflación se mide con el índice de precios implícito en el Producto Interno Bruto. La junta usa el Indice de Precios al Consumidor, si este índice muestra que la meta se está logrando. Si no es así, la junta cambia del índice y utiliza el IPC sin alimentos. Si este registra alejamiento de la meta, la junta hace un nuevo cambio y se sirve del IPC sin alimentos y sin el impacto sobre los precios de la asociación de colegios privados. Si este último tampoco funciona, recurre al índice de inflación básica.

Si ninguno de los anteriores índices se presta para mostrar el cumplimiento de la meta, la junta se olvida que debe cumplir a diciembre 31 de cada año y desplaza esta fecha hasta abril del siguiente año. Y si no se cumple en abril... Qué curioso! La junta exige argumentos técnicos pero usa argumentos políticos al tomar como indicador de la inflación el que más conviene a sus metas y, también, al cambiar el período natural de la economía colombiana: año calendario y no de enero de un año a abril del siguiente.

De otra parte, y por estos días, la junta dice que M3 + bonos mide la cantidad de dinero. En Colombia nadie emplea los bonos como dinero porque estos, al igual que los CDT, carecen en absoluto, por inmovilidad en períodos determinados, de características fundamentales al dinero.

Qué ha hecho la junta para obtener en forma confiable y oportuna, la única medida válida para la inflación? Nada. Olvida su independencia y cuantiosos recursos para descargar su responsabilidad en el Dane.

La junta considera que la medida de las variables económicas, pertenece a un subterráneo a donde no deben bajar codirectores ni técnicos del Banco de la República. Estos solo se dedican a la ciencia.

Nota: La publicación de este artículo en la sección económica, enviado por un lector de EL TIEMPO, fue aprobada debido a la importancia del tema y a la capacidad de síntesis mostrada por el autor.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.