ESPALDARAZO OFICIAL AL COOPERATIVISMO

ESPALDARAZO OFICIAL AL COOPERATIVISMO

Aunque tarde, el actual gobierno empezó a darle la mano a la banca cooperativa del país, la que afronta una de sus peores crisis en los últimos años. Una demostración de este apoyo quedó comprobado cuando el Fondo de Garantías Financieras, Fogafin, decidió ayudar al Banco Uconal, actitud que no dejó de generar cierta polémica por la forma que se realizó la operación.

10 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Este espaldarazo, que inicialmente cobijó a Uconal, busca ser extensivo a todo el sector de la economía solidaria en el país.

El año pasado, tanto la banca cooperativa como todas las entidades financieras solidarias se vieron gravemente afectadas por el retiro de más de 400.000 millones de pesos en depósitos de entidades del Estado debido a un decreto del gobierno que así lo ordenaba. Meses más tarde la disposición fue levantada por un nuevo decreto, pero para los cooperativistas el daño ya estaba hecho.

Como fruto de esta legislación se precipitó la quiebra de entidades como la Caja Popular Cooperativa y los principales bancos y cooperativas financieras también sufrieron retiros de depósitos, socios y tuvieron mayores dificultades con sus balances ante la actual situación de liquidez.

Las condiciones para regular la inversión de los recursos de entidades públicas, no tenía otro propósito que promover la debida diligencia y el cuidado para tomar decisiones de inversión sobre las entidades financieras a las cuales se confiaran los recursos de la Nación, justifica la nueva directriz presidencial.

Esta directiva dice que sin embargo los funcionarios encargados deben verificar la situación financiera de las cooperativas en que están invirtiendo.

El actual gobierno del saliente presidente Ernesto Samper Pizano con esta nueva decisión ha completado toda una reforma a la actividad cooperativa financiera que debe cumplir con las mismas reglas que rigen para el sector no solidario.

La crisis del sector cooperativo recientemente vivida dejó como consecuencia más de 17 cooperativas intervenidas, 500.000 ahorradores perjudicados y pérdidas que ascienden a 80 mil millones de pesos.

A esta situación no han sido ajenas las cooperativas en el Meta, especialmente las que tienen relación con el sector agrícola, las que hacen esfuerzos para superar la coyuntura planteada por la apertura económica.

A pesar de estas dificultades, el cooperativismo sigue siendo una de las alternativas viables para la economía colombiana, para la que muchos esperan mejores horizontes en los años que están por venir.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.