FERIA DE CDT EN CORANDINA

FERIA DE CDT EN CORANDINA

Como si se tratara de un almacén de electrodomésticos, personal de la Cooperativa Multiactiva Andina de los Llanos (Corandina), andaba por las calles de Villavicencio ofreciendo Certificados de Depósito a Término (CDT).

29 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

En total, se colocaron 158 Certificados, de los cuales 97 tuvieron que ser anulados por errores mecanográficos u operaciones que no fueron concluidas, según lo señaló a las autoridades, Miguel Alberto Moreno Ospina, representante legal de la cooperativa.

De acuerdo con la investigación oficial, en la relación de CDT se encontraron 20 títulos expedidos a personas no asociadas a la cooperativa, pese a que ésta no tenía autorización para realizar operaciones financieras.

Pero eso no es todo. Como cualquier incauto, en este juego cayeron varias entidades públicas regionales y locales.

Sin haber cumplido el año de creación de Corandina (nació en octubre de 1995 y fue intervenida en el mismo mes de 1996), una veintena de entidades oficiales, entre ellas la secretaría de Salud del departamento del Vichada, el Concejo, la Tesorería y la oficina de Valorización de Villavicencio, al igual que el Hospital La Samaritana, hicieron depósitos en la cooperativa.

Coincidencialmente, varias cooperativas que también entraron en quiebra, colocaron depósitos en Corandina: Conalcrédito, colocó dineros por 6.500 millones de pesos; Coacrédito 175 millones y, Cooservir 5.354 millones de pesos.

El calvario para los ahorradores comenzó el 21 de octubre de 1996, cuando el Dancoop intervino a Corandina, para administrarla. Los interventores encontraron pérdidas irrecuperables por 11.687 millones de pesos. Posteriormente, el Dancoop ordenó la liquidación de la cooperativa.

Esta decisión salpicó a por lo menos 18 entidades oficiales que llegaron a depositar cerca de 2.400 millones de pesos en más de 30 cuentas de ahorro.

En la investigación inicial se encontraron toda clase de negocios irregulares. Por ejemplo, mientras el patrimonio legal de Corandina era de 1.100 millones de pesos y su capacidad de endeudamiento apenas alcanzaba para 11 millones, en menos de un año, los pasivos ascendieron a 18.700 millones de pesos, los cuales eran respaldados con un fondo de depósito por solo 50 millones de pesos.

Más Certificados La lista del total de CDT suma 14 mil millones de pesos, pero estos no coinciden con el dato arrojado por el balance, lo que lleva a concluir que los CDT se registraron en otra cuenta, al parecer de obligaciones financieras, las cuales, en el mismo balance ascienden a 17.025 millones de pesos .

Los investigadores encontraron además, que la relación de CDT fue suministrada en tres oportunidades con información distinta. También se afirma que varios de estos títulos, por valor superior a 71 millones de pesos fueron expedidos a nombre de empleados y ex empleados de Corandina.

Al constatar el dato de los créditos superiores a 71 millones de pesos, más del 50 por ciento se concentró en cinco personas. Es más, a un solo cliente, Pablo Enrique Ramírez, se le otorgaron créditos por 4.650 millones de pesos.

Cuando las autoridades le preguntaron a la revisoría fiscal el por qué no había detectado las irregularidades, esta respondió por escrito, que no contaba con los medios suficientes y adecuados para garantizar una normal vigilancia de las operaciones de ahorro.

Pese a que las directivas de la cooperativa fueron notificadas el 27 de septiembre de 1996 de la decisión del Dancoop de congelar los fondo y suspender las operaciones de Corandina, el primero de octubre siguiente, la tesorera de la entidad, Diana del Pilar García Quimbaya, se presentó a la oficina de Conavi, de Villavicencio, y efectuó un retiro de dinero por 120 millones de la cuenta que la cooperativa tenía en esa corporación.

Ese mismo día, la señora Inés Galeano, quien se desempeñaba como empleada de servicios generales de Corandina retiró 57 millones de pesos de la cuenta que la entidad tenía en la oficina de Las Villas de la capital del Meta.

Mucho dinero oficial Entre las entidades del Estado que abrieron cuentas de ahorro en la cooperativa se encuentran el Concejo de Villavicencio, la Tesorería de Villavicencio, Valorización Municipal de Villavicencio, el Instituto de Tránsito y Transporte de Villavicencio, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado y la Contraloría Municipal, que llegaron a depositar cerca de 35 millones de pesos en Corandina.

El caso más grave fue el de la gobernación de Vichada que al momento de la intervención había realizado transacciones por 950 millones de pesos.

Sin embargo, en el proceso de intervención, logró recuperar parte del dinero. Al momento de la liquidación, la empresa solidaria tenía pendientes 587 millones de pesos.

Los municipios de El Calvario, Puerto Gaitán, El Dorado, Mesetas y Cabuyaro (Meta) y Miraflores (Guaviare) realizaron depósitos por unos 340 millones de pesos en la cooperativa.

El Dorado, por ejemplo, había consignado recursos de la Red de Solidaridad y unos 35 millones de pesos destinados para la ejecución de proyectos de inversión. Otro caso fue el de Mesetas que tuvo 104 millones de pesos en la empresa solidaria. Esos dineros pertenecían a recursos por Impuesto al Valor Agregado (IVA).

El Instituto de Tránsito y Transporte Departamental, la Empresa Licorera del Meta y la Empresa Electrificadora del Meta también abrieron cuentas de ahorro en la cooperativa.

Hasta ahora solo hay 9 sancionados Por uno de los casos hallados por el Dancoop en Villavicencio, fueron sancionados con el pago de 183,4 millones de pesos. Los hechos que condujeron a la liquidación de la empresa solidaria también generó la iniciación de una investigación de la Fiscalía.

Todavía no hay resultados sobre las investigaciones administrativas y penales que se llevan contra quienes fueron los directivos de Corandina. Además, la cooperativa aún se encuentra en proceso de liquidación, ordenado por el Departamento Administrativo Nacional de Cooperativas (Dancoop).

La primera decisión administrativa contra los supuestos responsables del descalabro de la Cooperativa Multiactiva Andina de los Llanos (Corandina) fue adoptada en mayo. En esa ocasión el Dancoop ordenó sancionar con el pago de 183,4 millones de pesos a la gerente, revisor fiscal y a los miembros de la junta de vigilancia y del consejo de administración.

Esta determinación fue apelada y se espera el pronunciamiento del Dancoop sobre si confirma o deroga la sanción de 20 826.000 para cada una de las personas vinculadas.

La sanción cobija, en primera instancia, a Marlén Rocío Ramírez Mahecha, gerente de Corandina; Alirio Alba Rodríguez, revisor fiscal, y a los miembros del consejo de administración Nargel Ortiz Cuero, Hugo Araque Piedrahíta, Juan de Dios Pinzón, Jorge Becerra, Pompilio Peña Rodríguez, así como a los integrantes de la junta directiva Betty Marlen Colmenares y Polidoro Buitrago.

Esta decisión fue adoptada solo por un caso, originado en la queja de la sucursal en Cartagena del Banco Popular, por el no pago del Certificado de Depósito a Término (CDAT) número 035 por valor de 476 millones de pesos.

El CDAT no era negociable ni endosable y tampoco se podía expedir a nombre de un tercero sino de los asociados, sin embargo la cooperativa de primer nivel lo puso en circulación a nombre del Banco Popular y/o Industrias A.J.F.

Es decir, la empresa solidaria expidió el Certificado (para el Dancoop éste no es un título valor sino una simple constancia de un depósito) sin recibir el dinero, solo sobre la posibilidad de un negocio.

De esa transacción se derivaron otros cargos como fue el de exceder la relación de endeudamiento, pues aunque solo podía contraer deudas máximo por 10 veces su patrimonio, con la expedición del CDAT 035 superó su capacidad de endeudamiento en 4.327 por ciento.

La Fiscalía investiga La siguiente es la lista de hechos irregulares que la Fiscalía está investigando en el caso de la cooperativa Corandina, la cual se encuentra en proceso de liquidación: 1. Se sobrepasó la capacidad de endeudamiento.

2. Se captaron, sin autorización, dineros de terceros (ahorradores), incluidas entidades públicas.

3. Se endosaron y no se pagaron Certificados de Depósito a Término (CDT).

4. Se utilizaron CDT como prenda de garantía para inversiones.

5. Se efectuaron retiros de cuentas después de haberse ordenado la congelación.

6. Aún no se conocen todos sus activos.

7. Se invirtieron ahorros de terceros en compra de activos.

Con plata de ahorradores compraban bienes no autorizados (III)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.