LIBERALES VS. LIBERALES

LIBERALES VS. LIBERALES

La dirigencia liberal que hace parte de la llamada Gran Alianza por el Cambio, rechazó ayer la posición asumida por la Dirección Liberal Nacional en el sentido de insinuar que el gobierno del presidente Andrés Pastrana esté haciendo persecución política contra miembros de esa colectividad por el hecho de haber removido a funcionarios que venían de la administración anterior.

29 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

En un comunicado, los dirigentes Alfonso Valdivieso, Humberto de la Calle, Luis Guillermo Giraldo, Claudia Blum e Inés Gómez, manifestaron que el de Pastrana no es un gobierno de partido como deliberadamente y con mala intención, quieren hacerlo parecer los integrantes del pasado Gobierno, para alimentar rencores sectarios .

Añaden que es injusta y peligrosa la apariencia de persecución política que pretende darse a la indispensable remoción de personas que perdieron toda confianza ante la sociedad civil y aspiran a mantenerse en el estado alegando la independencia que la Constitución reservó para instituciones y no para las personas .

Los liberales, que aluden directamente al jefe de la DLN, Horacio Serpa, agregan que su participación en el proyecto político que empieza a desarrollar la nueva administración, tuvo origen en la confianza de que el país se beneficiará de las prácticas políticas que en el pasado llevaron a la proliferación de la inmoralidad en el manejo de la cosa pública. Por esta razón agregan no podemos compartir el criterio de quienes se sienten perseguidos cuando son removidos de los cargos desde donde cohonestaron el desastre o participaron activamente en su ocurrencia .

También se refieren al caso de los parlamentarios que hoy son investigador por la Corte Suprema a raíz de la absolución al presidente Samper en la Cámara. No tiene ningún valor altruista dicen, el acudir a argucias legales para defender ante los organismos de justicia a quienes infringieron la ley. Quienes incurrieron en estas conductas censurables deben responder individualmente por su comportamiento, la vieja dirigencia del Partido, en parte, ya recibió su castigo con el rechazo que le dio la opinión pública al no otorgarle el voto mayoritario del que tradicionalmente había disfrutado .

Finalmente, los liberales de la Gran Alianza afirman que la defraudación por más de dos billones de pesos llevada a cabo en el Gobierno Samper, no puede quedar impune y que tampoco se puede dejar de denunciar la serie de irregularidades que, a través de contratos de última hora y nombramientos, se pretendió perpetuar la influencia del régimen pasado .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.