MEDIDAS RÁPIDAS:

20 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Vivo en el barrio Cedritos desde hace 10 años y he visto cómo el número de personas que habitan el lugar aumenta cada vez más y por consiguiente los trancones son también, cada vez más desesperantes.

Pero el embotellamiento no se debe sólo al alto flujo vehicular, sino al pésimo estado de las vías.

Sé que no soy la primera persona que informa públicamente el peligro que representa la calle 134, desde la Autopista Norte hasta la carrera 7, o sea, toda la vía.

La 134 más parece un tobogán que una calle, sus desniveles son tan altos que si no se transita con precaución el carro se golpea por debajo.

Cuándo la piensan arreglar? Es urgente que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto.

Vecino preocupado

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.