LOS COSTOS DEL SIDA

LOS COSTOS DEL SIDA

Al enfermo de sida que no tenga alguna forma de seguridad social se lo llevó el verraco , dice Ramiro Jiménez, portador del virus que desde hace dos meses presenta una diarrea persistente, con lo que acaba de Al año el tratamiento de cada enfermo supera los 15 millones de pesos entrar a la categoría de los enfermos sintomáticos.

18 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Al entrar a esa categoría los costos que genera su enfermedad comenzarán a subir aún más pues deberá dedicar unos 100.000 pesos mensuales para tratar esa diarrea y otras enfermedades que puedan aprovechar el bajo nivel de sus defensas; unos 80.000 pesos, también al mes, para ir la consulta con algunos especialistas -particularmente oftalmólogos, neurólogos y dermatólogos- y otros tantos miles en exámenes complejos que permitan determinar el avance o retroceso del virus invasor. (ver tabla).

El dinero que cuesta su enfermedad, unos quince millones de pesos anuales en promedio, hay que multiplicarlo por 47.000 infectados que habría en el país, según el cálculo más optimista de un estudio elaborado, a petición del Ministerio de Salud, por la firma Cinssa (Consultores Internacionales en Seguridad Social y Salud). Esas cifras corresponderían al total de enfermos y no sólo a los casos detectados.

Para atender a todos esos pacientes , habría que destinar unos 705 mil millones de pesos. Una cifra que es astronómica, pero manejable, en comparación con la que saldría de hacer el mismo cálculo con el pronóstico más pesimista, que habla de 138.000 posibles infectados en Colombia.

Si se tratara sólo a la mitad de esa población (porque no se pueda detectar a la otra mitad, por ejemplo) el gasto sería de 2.080 millones de dólares, unos 2,7 billones de pesos de hoy, lo que equivale al 27 por ciento del gasto total en salud en Colombia, según el estudio de Cinssa.

Esas grandes cifras cuentan poco para los portadores del virus, que sólo pueden pensar en resolver su drama personal. Algunos como Wilman Gallego dejan todo para buscar una mejor tabla de salvación. Hace dos meses se vino de Medellín a Bogotá para recibir el tratamiento del Seguro Social, la entidad que más enfermos atiende. En 1997, el ISS gastó en sus 5.000 portadores cerca de 60.000 millones de pesos.

No hay cifras sobre cuántos seropositivos atienden las EPS (Entidades Promotoras de Salud) privadas. Sin embargo, la percepción que se tiene entre los infectados en tratamiento es que quien se entera de su enfermedad prefiere al Seguro Social, no tanto por su programa sino porque sabe que le van a poner menos trabas que las EPS privadas. Las EPS sólo funcionan cuando hay una tutela de por medio , dice Henry Ardila, de la Liga Colombiana de Lucha contra el Sida.

Con todo, la pequeño inversión de las EPS o el grande del ISS puede ser plata y tiempo perdido porque a veces los tratamientos no tiene la continuidad necesaria. La médica internista Dora León explica que muchos diagnosticados comienzan a tomar el coctel y luego detienen el tratamiento o lo hacen incompleto porque no tienen recursos y eso vuelve más resistente al virus .

Así el ISS y algunas EPS le están entregando al país individuos con cepas más resistentes al virus, lo que es un gran problema de salud pública , afirma Felix Martínez, director de la revista Salud Colombia.

Sin vida productiva Tanto Ramiro Jiménez como Wilman Gallego viven actualmente en un hogar de una de las varias ONG que se dedica a la atención de enfermos. Ellos y sus compañeros están intentando montar una pequeña industria de artes gráficas. pero en eso son minoría pues el estudio de Cinssa demuestra que la vida laboral de los seropositivos se reduce de 32 años a sólo 11.

Esa baja en los años productivos, según ese estudio, le costó por persona al país unos 44.600 dólares (cerca de 60 millones de pesos actuales) para un total de 340 millones de dólares en 1995, un 0,4 del PIB (Producto Interno Bruto). Y la cifra va en aumento, tanto que en el año 2000, cuando habrá entre 60.000 y 190.000 colombianos infectados, la pérdida por años de trabajo puede equivaler al 0,8 por ciento del PIB.

Ese mismo año, los huérfanos por el sida oscilaran entre 5.000 y 14.400, con lo que se deberá sumar al drama del sida unos costos sociales difíciles de calcular. La alta tasa de mortalidad de madres se deberá a un factor específico: cada vez más madres que creían tener sexo seguro con su esposo descubren que éste mantiene relacionados homosexuales.

Así, por ejemplo, el 70 por ciento de las mujeres diagnosticadas en el hospital Simón Bolívar de Bogotá, el centro de referencia más importante sobre sida, la adquirieron de su cónyuge. Cuando comenzó la epidemia en Colombia en 1983 la proporción de hombres por cada mujer infectada era de 20 a 1. Hoy bordea el 3.5 hombres por cada mujer y se calcula que para el año 2000 la proporción será de 1 a 1.

Según los expertos, los costos causados por la epidemia aumentarán como consecuencia de la decisión del CNSSS (Consejo Nacional de Seguridad Social en Salud) de suministrar a los pacientes con sida terapias virales triconjugadas, es decir los ya famosos coctel.

El panorama ha hecho que entidades como las aseguradoras busquen un mayor control al que tiene ahora sobre el ingreso de afiliados a los planes de medicina prepagada, complementarios al POS y seguro de vida. Por eso quiere que el Consejo de Estado les permita realizar exámenes de sida antes de afiliar a alguien.

Los que están a favor de esa intención dicen que estas entidades están en todo su derecho porque su negocio es asegurar riesgos no eventos ya sucedidos y porque tienen un número de afiliados muy pequeño ( Entre 700 mil y un millón de personas, nada comparado con los18 millones de afiliados al sistema de seguridad social en salud), que no les permite tener un número de infectados muy grande sin correr el riesgo de una quiebra.

Los que están en contra de una medida como la del examen previo dicen que eso sería un decisión discriminatoria y un mal precedente frente a otras enfermedades.

Consideraciones como estas recibirán mañana lunes los consejeros de Estado en una audiencia especial, que servirá de fundamento para la decisión que deberán tomar a principios de marzo y que sin duda repercutirá en la manera en que en el futuro se maneje el problema del sida en Colombia.

OPINOMETRO Estaría de acuerdo con que le hicieran la prueba del sida sin consultarle? Ns- Nr. 0,40% No 75,80% Sí 23,80% Cree usted que las empresas de medicina prepagada, aseguradoras, empresas promotoras de salud tienen derecho a saber si la persona que desea que desea afiliarse tiene el virus del sida? Ns- Nr. 1,60% No 49,60% Sí. 48,80% COSTOS DE TRATAMIENTO A UN PACIENTE CON SIDA Título: Costo de tratamiento a un paciente con sida (en pesos) Medicamentos coctel2 inhibidores de transcriptasaUn solo producto (Entre 1 y 3 drogas) y 1 de proteasa al mes 930.000al mes. 400.000 Dos productos al mes 700.000 Costo anual 11 160.000Entre 4 800.000 y 8 400.000 anuales 3 controles anuales de defensas -60.000 c/u180.000 180.000 Pruebas de carga viral Entre 600.000 Entre 200.000 entre 200.000 y 390.000 y 1 700.000 y 390.000 Examenes de control para 3 veces al año Una vez al año sangre, orina, riñones etc 300.000 100.000 Tratamiento enfermedades 100.000 mensuales No se requiere oportunistas (ej. tuberculosis) 1 200.000 anuales Consulta a especialistas 1 mensual No se requiere especialmente oftalmólogos480.000 anuales neurólogos y dermatólogos (Unos 40.000 cada una) Tac y Punción lumbar 1 vez al año No se requiere 200.000 anuales TotalesEntre 14 120.000Entre 5 280.000 y 14 790.000 y 9 070.000

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.