EL DESTAPE HISTÓRICO

EL DESTAPE HISTÓRICO

Trajinando entre mis libros tropecé con un folleto de cien páginas, en pequeño formato, que versa sobre la relación amorosa entre Carmen Mijares y José Martí. Hace algún tiempo me había llamado la atención dicho tema por la presencia de un ciudadano colombiano en tal triángulo amoroso y me proponía darlo a conocer de mis lectores como un caso más de ciertas coincidencias históricas que siempre han despertado mi curiosidad.

18 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Se trata, nada menos, de que la única descendiente del prócer cubano pasó por muchos años por ser la hija de un compatriota nuestro de apellido Mantilla, residenciado en Cuba a finales del siglo XIX, cuando la Isla era todavía una colonia española.

Una historiadora antillana, doña Nydia Sarabia, relata el hecho, con lujo de detalles, muchas décadas más tarde, cuando el fruto de tal unión, María Mantilla, ya había autorizado la divulgación de su origen, cuando semejante revelación no aparejaba ninguna deshonra para sus protagonistas.

Bajo el sugestivo título de La patriota del silencio, Carmen Mijares, dio a la luz pública, con documentos irrefutables, la existencia de una relación sentimental y física entre José Martí y Carmen Mijares, quien, de dueña de un hotel-pensión en Nueva York, albergaba a los patriotas en las duras épocas de la rebeldía cubana contra el dominio español.

María Mantilla, el fruto de tal relación, no vaciló, ya en los últimos años de su vida, en admitir que su apellido no correspondía a su verdadera filiación de hija de Martí, sino de del marido de su madre, el colombiano, al cual he hecho referencia. Ser descendiente de Martí es un honor que aun en nuestros días obedece al culto que por igual le profesan al héroe cubano los castristas y anticastristas de nuestro tiempo.

Para quien estas líneas escribe, lo singular del caso fue cómo los prejuicios de la época impidieron la divulgación de un hecho que ya era conocido de tiempo atrás entre la clase dirigente cubana, que se limitaba a susurrarlo en las tertulias íntimas.

Carmen Mijares, la amante y la confidente de Martí, fue la depositaria de la correspondencia pública y privada del prócer, que solo ha venido a conocerse en el transcurso de los años, y la señora Sarabia no hace otra cosa que recopilar las múltiples evidencias del hecho con el carácter de un destape histórico. Es algo que también ha permitido reconstruir el ambiente en que se movía el excelso cubano en los Estados Unidos y las opiniones que se merecían entre sí los dirigentes.

Con el invento de las grabadoras, a mediados de este siglo, el destape de los hombres públicos ha cambiado por completo y cobrado un auge inusitado. Prueba de ello son los dos best sellers más recientes, dos libros apasionantes sobre el pasado más próximo: El abuso del poder, con las transcripciones de las conversaciones más íntimas de Nixon con sus ayudantes, y El mutuo menosprecio, con la denuncia de los términos en que se libraba el desprecio que recíprocamente se profesaban el presidente Johnson y Robert Kennedy, el hermano del presidente asesinado en Dallas, de quien había sido compañero de papeleta electoral el propio Johnson como vicepresidente.

Todos ellos se revelan como lo fueron en la intimidad: hombres públicos apasionados, que, en sus momentos de serenidad, le prestaron valiosos servicios a su patria pero, por lo general, dueños de un lenguaje que por su vulgaridad y ordinariez nada tiene que envidiarle al de los bajos fondos, cuando para descalificar a sus rivales no economizan vocablos de cinco letras prácticamente impublicables.

No cabe duda alguna de que el destape físico de las mujeres públicas se viene sucediendo en estos años el destape histórico de los hombres públicos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.