OPTIMISMO, A PRUEBA EN WALL STREET

OPTIMISMO, A PRUEBA EN WALL STREET

El optimismo de los inversionistas, que es el fundamento del mercado alcista (o el Mercado del Toro, como se le dice en Wall Street), se enfrenta al momento más difícil de los últimos cuatro años. (VER GRAFICAS: SOLO UNA PAUSA?)

10 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Es algo serio. La bolsa de Estados Unidos ha avanzado sin tregua desde 1994, y es en gran medida porque los inversionistas creían que la única dirección en la que podían ir las acciones era hacia arriba.

La gente ponía todos sus ahorros en acciones, aun cuando habían alcanzado valuaciones jamás antes vistas. Si esta actitud cambia, el futuro del mercado, la energía del Toro , podría peligrar. Pero si los inversionistas deciden que el último declive no es más que una pausa, el mercado podría recuperarse y seguir adelante.

Por ahora, el mercado parece estar conservando su ánimo alcista. Después de que el Promedio Industrial Dow Jones cayó 299,43 puntos el martes, el mercado volvió a subir poco a poco. El Dow Jones registró alzas moderadas el miércoles, el jueves y de nuevo el viernes, cuando subió 20,34 enteros para cerrar en 8.598,02. Con esto, las pérdidas semanales fueron de 285,27 puntos, o un 3,2%.

Después del terremoto Tanto para los grandes como para los pequeños inversionistas, las cosas se veían mejor al término de la semana que al comienzo. Pero no han vuelto todavía a la normalidad.

Imagínese a alguien que vuelve a casa después de un terremoto: vuelve muy, pero muy despacio , dice Jon Olesky, director de negociaciones en bloque para Morgan Stanley.

Es el caso de Michael y Linda Fine, por ejemplo, que viven en Deerfield, Illinois. Después de meter los niños a la cama, los Fine también han conversado sobre el futuro del mercado bursátil. Fine cree que seguirá subiendo, pero su esposo es más pesimista.

La Sra. Fine, que antes trabajaba en un banco pero ahora se queda en casa para cuidar de los niños, dice que la caída de 300 puntos del mercado no es gran cosa. Yo le tengo más fe a la bolsa .

Pero aunque es ella la que administra las inversiones familiares, ha aceptado que si el mercado vuelve a desplomarse la semana que viene, pasará parte del dinero que tienen invertido en fondos de acciones a fondos de bonos o de deuda a corto plazo.

Es probable que muy pronto un número cada vez mayor de inversionistas se haga este tipo de preguntas, y su respuesta podría afectar la dirección del mercado. Un ejemplo: el último balance de cuentas que recibió la gente que invierte en fondos incluía resultados hasta el 30 de junio. Hasta entonces, sólo un 3% de los fondos con carteras diversificadas en acciones estadounidenses habían registrado pérdidas para 1998, según Lipper Analytical Services. La semana pasada, de manera asombrosa, un 32% registraba pérdidas: más de 1.000 fondos.

Aproximadamente la mitad de estos fondos invierten en acciones de pequeña capitalización, y en su mayoría son fondos pequeños que no afectan a tanta gente como los fondos que invierten en grandes acciones.

Pasar por alto o reaccionar Aun así, el 27% de los fondos que invierten en acciones que pagan altos dividendos también registró pérdidas, igual que el 13,6% de los que invierten en acciones de alto potencial de crecimiento. Los inversionistas pueden pasar por alto estos datos o reaccionar, y lo que decidan hacer alterará el curso del mercado en general.

Hasta ahora, mucha gente ha estado demasiado ocupada para reaccionar. Gail Peters, por ejemplo, que vive en Nueva York, dice que no ha tenido tiempo de revisar el desempeño reciente de sus fondos, y no se había dado cuenta que varios de ellos son fondos que invierten en acciones de pequeña capitalización y que este año han sufrido pérdidas. Además, ella dice que está invirtiendo para cuando se jubile, y no cree que se pueda predecir exactamente lo que hará el mercado.

Sin embargo, los inversionistas parecen estar un poco más nerviosos ahora que cuando el mercado sufrió un resbalón en octubre del año pasado.

Por otra parte, tanto la caída como la recuperación del mercado parecen estar ocurriendo en cámara lenta, si se las compara con los movimientos drásticos y precisos que registró la bolsa el pasado octubre.

PARA EL 27 DE OCTUBRE, EL DOW JONES HABIA CAIDO UN 11,2% EN SOLO CUATRO DIAS DE NEGOCIACIONES. UN DIA DESPUS, EL 28 DE OCTUBRE, SE RECUPERO UN 4,7% EN UNA SOLA JORNADA.

Mercado desabrido Esta vez, cayó un 9,1% a lo largo de 11 jornadas, y luego se recuperó tan solo un 1,3% en las tres jornadas siguientes. A algunos inversionistas les preocupa que el mercado vuelva a caer esta semana, o simplemente que se mantenga desabrido por un buen tiempo.

Terence McLaughlin, director gerente de Ashland Management, gestora de fondos de Nueva York, califica la caída del mercado de retroceso saludable y afirma que todavía no ha visto cambios en la mentalidad del inversionista. No obstante, añade: Le puedo decir lo que yo creo que causaría un cambio en su mentalidad, y que sería un período prolongado de discontinuidad con escasas ganancias en el mercado .

McLaughlin dice que tres años de ganancias bursátiles superiores al 10%, en mi opinión, las expectativas de los inversionistas todavía son peligrosamente altas, y las expectativas son algo que todos en el negocio de las inversiones todavía tienen que tratar .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.