SEIS MESES PARA ENCONTRAR LA SALIDA

SEIS MESES PARA ENCONTRAR LA SALIDA

La presidencia de la Empresa de Energía de Boyacá (Ebsa) entregó al Gobierno Nacional 17 alternativas de solución para el desface económico que la IV Unidad de Termopaipa le producirá cuando entre en funcionamiento.

07 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Como se sabe, los cambios en las políticas de mercadeo y legislación en el sistema eléctrico nacional colocaron a la empresa en desventaja frente a la comercialización que deberá hacer de un alto porcentaje de la energía eléctrica de la IV unidad, que deberá adquirir a un alto costo para vender en bolsa a bajo precio.

La nueva unidad de generación inicia pruebas en septiembre y la generación a partir de enero de 1999, ante el fantasma de lo que sería una crisis económica para Ebsa.

Entre las soluciones planteadas por los directivos de esa institución se encuentran, la revisión de las tarifas acordadas en el contrato con el consorcio alemán Steag SG. Dicha revisión se encuentra en consulta ante la banca internacional, que ampara a la empresa constructora.

Otra de las alternativas es que Interconexión Eléctrica S.A. (Isa) quien había ofrecido manejar el 25 por ciento de la comercialización de la energía de Paipa IV, se encargue de manejar el 50 por ciento de la energía que Ebsa debe comprar a la IV unidad. Eso significaría que asumiera la comercialización de 60 de los 120 megavatios que Ebsa debe adquirir a Paipa IV, según el acuerdo con la firma alemana.

Igualmente, como una tercera opción y como una de las más viables, según el presidente Figueroa Avella, es que el Estado Colombiano compre la IV unidad de Termopaipa cuyo costo asciende a los 220 millones de dólares. En este caso la generación sería manejada por la Empresa de Energía de Boyacá, como lo hace con la tercera unidad, que es propiedad del Instituto Colombiano de Energía Eléctrica (Icel).

Con esta solución dice Figueroa, se estabilizaría la situación y le entrarían 120 megavatios más para competir y ubicar a la empresa con más fuerza.

El gobierno ya tienen muy claras las señales de lo que está pasando, por tal razón se nombró una comisión para atender el caso. Actualmente hay una agenda de trabajo en la que se incluyen los parlamentarios de la comisión quinta, para estudiar la fórmula adecuada para salvar la empresa , dijo Figueroa.

En última instancia a la empresa no se la van a llevar ni va a desaparecer. Si la empresa no puede responder, la Fen, deberá hacerlo. Eso significaría que habría un nuevo cambio de razón social, se llamaría Exafen y ellos entrarían a asumir el control directo de la empresa, pero accionariamente. Lo harían porque la nación a través del Ministerio de Hacienda tienen el 89 por ciento de la empresa y la Fen es de ese Ministerio.

Privatización Ebsa se reestructura en sus tres negocios (generación, comercialización y distribución) en los próximos seis meses y se privatiza al igual que ocho empresas más. El Estado las capitaliza, las reestructura y las oferta, como lo hará con Corelca.

Eso es positivo porque es inyectarle capital fresco a la empresa y enrumbarla por una etapa de privatización de particulares, para quitarnos todos estos problemas de presión.

La reestructuración es para entregar la empresa saneada. Inicialmente, vamos a castigar la parte laboral, por lo que saldrán 300 trabajadores en un retiro voluntario que no es despido, porque quienes se acojan siguen con una pensión. Esto le significó a la entidad un costo de 4 a 5 mil millones de pesos.

De otra parte, el presidente saliente indicó que Ebsa no es de los boyacenses, es una empresa de la nación porque el departamento sólo tiene el 7 por ciento de las acciones.

Los activos no son de Boyacá, apenas tenemos el nombre. Que estamos en Boyacá es otra cosa dijo.

Agregó, la empresa está bien, y es financieramente viable, con activos superiores a los 280 mil millones de pesos .

Acorralado por políticos El presidente de la entidad informó que su salida corresponde al cambio político en el Gobierno Nacional. También a presiones de la política regional y especialmente a una serie de anónimos en los que se le acusa ante entidades como la Fiscalía y Procuraduría sobre presuntas anomalías.

Yo lo único que quise al estar aquí en la empresa era trabajar por mi departamento, pero no es nada fácil, por eso es mejor estar afuera , agregó.

A esto se suman los procesos jurídicos que cursan en la Fiscalía Seccional de Boyacá en los que se le investiga por procedimientos de manejo administrativo. La justicia será la encargada de determinar la verdad, dijo el ex presidente de Ebsa .

Figueroa Avella, informó que tiene varias ofertas de trabajo en el sector energético nacional, por lo que está analizando cual de estas acepta. Yo quiero seguir trabajando en el tema energético, porque me gusta, lo entiendo bien y me he capacitando para tal fin y voy a seguir haciendo cursos y conociendo el sector.

La política ya es un tema vedado para mi, porque no se puede ejercer. Uno viene muy voluntariamente a prestarle un servicio a su región, pero se hace demasiado difícil, eso es terrible .

Figueroa Avella manifestó que volvería a trabajar en la Empresa de Energía de Boyacá, si una vez privatizada le ofrecieran un cargo como asesor, porque ser empleado es ser muy complicado.

Indicó que se ha sentido más presionado por la política pero también por la prensa que hace mucho eco, por lo que hace dos meses está aislado de los medios: no los lee, no los escucha y no los ve.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.