UNA HERENCIA DE LOS ESCLAVOS AFRICANOS

UNA HERENCIA DE LOS ESCLAVOS AFRICANOS

Los televidentes del viejo programa Yo Amo a Lucy quizá nunca hayan notado el hecho de que uno de las melodías que tocaba la banda de Ricky Ricardo era en realidad una oda a un antiguo dios africano.

20 de enero 1998 , 12:00 a. m.

La canción típica del cubano Desi Arnaz Babalú es una versión corta de una alabanza a Babalú-ayé, deidad que los esclavos africanos trajeron consigo al Nuevo Mundo.

Al prohibirles sus amos españoles la práctica libre de su religión, los esclavos no tuvieron más remedio que inventar la santería, una especie de doble lenguaje religioso que les permite aparentar un total acatamiento del catolicismo al mismo tiempo que mantienen sus propias creencias.

Hace 400 años, fuimos traídos aquí a la fuerza y como no podíamos practicar nuestra religión, tuvimos que adaptarnos, e invertimos nuestras propias creencias en las prácticas católicas , afirma Geovanis Echeverría Castellano, un sacerdote de la santería que practica el culto en su casa de Santiago (extremo sur de la isla).

Esto explica porqué en un proceso conocido como sincretismo, una larga lista de santos católicos asumieron identidades dobles para los afrocubanos.

San Lázaro se convirtió en Babalú-ayé, el dios de la curación; la Virgen de Regla en Yemayá, diosa de los mares y la fertilidad; la Virgen de la Caridad, la patrona de Cuba, en Ochún, diosa de los ríos, el amor, el matrimonio, el dinero, la alegría y la abundancia, y en un cambio de sexo propio de la santería, la italiana Santa Bárbara se convirtió en Changó, el dios del fuego, del trueno, del relámpago y la pasión.

El sincretismo nos permite adorar al dios católico en el altar, pero lo que vemos es el dios africano detrás de él , señala Echevarría, de 63 años.

A diferencia de las misas católicas, las ceremonias de la santería (llamadas benbes) prácticamente siempre se celebran en las casas. Se requiere el permiso de la policía, pero se obtienen fácilmente, afirma Echevarría, de cuya puerta cuelga un puñado de hojas que según explica, son para ahuyentar a los malos espíritus .

Curiosidad folclórica para la mayoría de los occidentales, en Cuba la santería tiene una importancia trascendental.

Los cubanos creen en el Dios (católico), pero cuando quieren algo, se lo piden a los santos de la santería , afirma Teresa del Sol, quien vende figurines de la santería en su negocio de Camagey (centro de la isla).

Los cubanos cubren sus bases , explica con ironía en la puerta de su almacén, adornado con un enorme cartel que una foto de Juan Pablo II anuncia la llegada del máximo jerarca de la Iglesia Católica a la isla el próximo miércoles.

Del Sol comenta luego que San Lázaro (Babalú-ayé, especial para los enfermos) es el más vendido en su tienda.

Aunque Santa Marta agrega también sumamente popular: las mujeres le rezan para que les de poder sobre los hombres .

No buscamos a la gente Los santeros, como se conoce a los que practican la santería, no hacen proselitismo, dice Echevarría, pero sí aceptan conversos.

No andamos buscando conversos , dice. La gente viene a nosotros porque quieren algo, y cuando ven los resultados, se quedan a practicar .

Echevarría creció viendo a su madre oficiar en las ceremonias de la santería. Cuando ella murió, hace algunos años, él tomó su lugar.

Cuando era joven, era un poco rebelde, y por eso no me preocupaba mucho de los principios religiosos , señaló. Pero para cuando cumplí 50 años, ya estaba maduro para empezar a estudiar en serio .

Un lado oscuro La santería tiene un lado oscuro para personas de otras religiones y ese es el sacrificio de animales. Pero Echevarría se defiende señalando que el sacrificio de cabras, ovejas y gallos, entre otros seres vivos, es una de las prácticas más sagradas de su religión, no tiene nada de satánica y no es permitida a cualquier practicante.

Es para los más avanzados... no permitiría que una persona no capacitada participe o sea testigo de un sacrificio , afirma.

Por otro lado, Echevarría defiende la tolerancia de la santería frente a otras religiones y creencias.

La santería es una creencia muy liberal que respeta las diferencias culturales entre la gente del mundo , afirma.

El hombre nace de la naturaleza, y produce cultura. La religión y la política y otras estructuras de creencia surgen de esa base cultural , expresó. Cada cultura tiene valores y símbolos que le son propios, y deben ser respetados .

LAS DEIDADES Y SU EQUIVALENTE EN EL SANTORAL CATOLICO Olofin JehováCreador Omnipotente ObataláVirgen de la mercedLa tranquilidad-las cabezas ChangoSanta BarbaraLa guerra- la parranda YemayáVirgen de ReglaEl Mar Ochún Virgen de la Caridad del Cobre El amor- los ríos ElegguáEl niño JesúsLos caminos- las puertas Oggún San PedroEl guerrero Ochosi San NorbertoEl cazador Osun San ManuelEl mensajero Orula San Francisco de AsísAdivinación Agayú San CristobalExplosiones Babalú-Ayé San LázaroEnfermos OyáSanta TeresaEl viento- el remolino Osain San JoséEl monte- las hierbas Estos son algunos de los Orishas más venerados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.