Secciones
Síguenos en:
CAMPESINOS LLEVAN SEIS DÍAS EN LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO

CAMPESINOS LLEVAN SEIS DÍAS EN LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO

Unos 200 campesinos del Putumayo que llegaron a Bogotá desde hace seis días para pedir seguridad en sus municipios, permanecen en la Defensoría del Pueblo a la espera de que el Gobierno Nacional les conceda una audiencia.

La toma que realizan los labriegos en las instalaciones del Ministerio Público es apoyada por los campesinos del bajo Putumayo que prácticamente tienen paralizadas las actividades de la zona que cerraron los negocios y se niegan a sacar sus vehículos y a movilizarse por las vías intermunicipales.

Así lo confirmó el Gobernador del Putumayo, Jorge Devia, quien aseguró que los campesinos de su departamento se solidarizaron con los que llegaron a Bogotá y que también están a la espera de que el Gobierno Nacional los escuche.

El funcionario dijo que desde el jueves se adelanta un paro en el Putumayo, cuyo término está condicionado a que se llegue a algún acuerdo en Bogotá. Devia afirmó que no hay transporte intermunicipal, que se han quemado algunos vehículos y que en San Miguel y La Hormiga no hay comercio. De acuerdo con la información del mandatario ya comenzó la especulación y la escasez de alimentos.

Los campesinos del Putumayo piden inversión social, que saquen a los paramilitares del departamento y que se investigue a los militares implicados en casos de terrorismo.

Al tiempo advierten que si el Estado es incapaz de preservar la vida, honra y bienes de los ciudadanos, ellos se verán obligados a ejercer el derecho a la legítima defensa y que de no adoptarse las medidas necesarias para solucionar la problemática denunciada, el Estado tendrá que responder ante la opinión nacional e internacional.

Desde el jueves al mediodía unos 400 labriegos llegaron por aire y tierra desde su departamento y se instalaron en la Defensoría del Pueblo, en el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, en la Conferencia Episcopal y en el Ministerio del Interior.

Después de seis días los campesinos siguen sin una respuesta oficial, pues el Gobierno Nacional condicionó el diálogo al desalojo de las entidades oficiales. Ayer los campesinos que ocupaban las instalaciones del ministerio del Interior y del Departamento Administrativo de la Presidencia, se apostaron en las afueras de la Defensoría del Pueblo.

También ayer, el ministro del Interior, Alfonso López, insistió en que el Gobierno está dispuesto a dialogar siempre y cuando desalojen.

Además dijo que entre la comitiva hay algunos campesinitos buenos del Putumayo que lo que buscan es publicidad y que aunque los problemas que plantean los campesinos son legítimos no descarta la posibilidad de que haya personas con otros intereses manipulándolos.

Por su parte los campesinos advirtieron que no las desalojarán hasta que los diálogos conduzcan a algún acuerdo. Los labriegos tienen programada para hoy una reunión con los representantes del Ministerio Público.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.