Secciones
Síguenos en:
PREPARACIÓN Y CONVICCIÓN:

PREPARACIÓN Y CONVICCIÓN:

No se puede medir bien qué tanto incidan en la decisión de voto los debates presidenciales. Pero sí ha quedado claro que estos son útiles. Los colombianos se forman una idea más clara de los planteamientos de cada candidatura y, sobre todo, de quienes nos van a gobernar, tanto de sus capacidades intelectuales como de sus calidades humanas.

El debate de los candidatos a vicepresidente, entre María Emma Mejía y Gustavo Bell, no fue vibrante. Por el contrario, estuvo tranquilo, casi que tedioso. Pero en ese ambiente, la gran mayoría de colombianos debieron quedar sorprendidos de la presencia de una mujer como María Emma Mejía. Las representantes del bello sexo deben estar orgullosas por la altura intelectual, la inteligencia y la dignidad de esta valiosa y carismática mujer.

María Emma Mejía posee magníficas capacidades. Y no solo por ser mujer, sino por su preparación, se mostró muy superior a su contrincante, respetuoso él, eso sí, pero sin profundidad. Era un compromiso muy difícil para el señor Bell. No solo tenía ante sí a una mujer encantadora sino inteligente, con una suavidad y dulzura difíciles de entorpecer y con gran sentido social y conocimientos de Colombia y del programa de gobierno liberal. Sobre todo en lo referente a la paz y, claro, al papel de la mujer en este momento de la vida nacional. Mostró, además, seguridad y convicción. Todo ello porque es evidente que María Emma siente lo que dice.

No se puede negar que el señor Bell, a quien el país prácticamente desconocía, al fin se pudo presentar. Tampoco se debe desconocer que intentó probar la capacidad de reacción y de tolerancia de María Emma. Pero insistió otra vez en el cliché de su candidato de atacar al Gobierno, y de culpar a los aspirantes liberales de los fracasos gubernamentales, táctica esta que por machacona ha desgastado a los candidatos conservadores, pues dejó de ser argumento para convertirse en odiosa muletilla.

Si los debates capturan votos, María Emma se llevó la gran mayoría.

En cuanto a la orientación oficial de este diario, se ha expresado nuestro apoyo al programa de la llave liberal. Votaremos por Horacio Serpa por convicción, pero, además, nuestra condición masculina, nos impulsa a simpatizar con la feminidad, la demostrada preparación de María Emma, que, en medio de tanta pugnacidad, es un elemento fundamental para el próximo gobierno. Y porque las mujeres se han ganado a pulso un sitio y es nuestro deber facilitárselo y respetárselo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.