Secciones
Síguenos en:
VOTEMOS PENSANDO EN EL PAÍS

VOTEMOS PENSANDO EN EL PAÍS

Terminada la primera vuelta de estas elecciones presidenciales y vistos los resultados en el Meta, se pueden sacar varias conclusiones, que reflejan la tendencia del país en su madurez política con la única excepción de la Costa, donde los caciques siguen manteniendo su hegemonía.

El voto de opinión se disparó y entró a ser el factor determinante en la elección de Presidente. Las maquinarias tradicionales mostraron la fatiga y desgaste de muchos años de un ejercicio de la política, que no ha tenido otro objeto que buscar para un grupo de privilegiados, repartir los dineros del Estado, olvidándose de un país con necesidades infinitas.

Para estos 2 800.000 votos de opinión felicitaciones, especialmente para los del Meta que fue el único departamento con mayoría de voto independiente. Fue una votación con alegría, con esperanza, con optimismo, con frescura, con la expectativa de un país para nuestros hijos.

Este milagro lo lograron los llaneros, lo cual nos llena de optimismo, porque refleja la madurez política de sus habitantes, que fueron capaces de avivar el fuego de la esperanza en un país que lo han dejado en las cenizas nuestra clase política.

Desafortunadamente no alcanzó esta esperanza a concretarse, pero nos queda la enorme responsabilidad de definir este empate entre dos candidatos que no son confiables. El uno por su lealtad comprobada a los corruptos, a través de este gobierno. La falta de profundidad en los planteamientos para las soluciones de los problemas del país, que no son más que populismo sin estructura, y su evidente agresividad aleja mucho la posibilidad de ambientar la paz que tanto requiere el país.

El otro por su falta de coherencia en los planteamientos y la simpleza con que recoge todas las propuestas que le permiten un voto adicional, por la falta de un programa real y concreto sobre los diferentes problemas que nos aquejan, y porque ha fundamentado su campaña en el arte de pactar adhesiones sin una estructura programática, que permita generar una confiabilidad que pueda definir el voto con seguridad.

Las alternativas que quedan son la abstención , el voto en blanco o el escoger el menos malo. Las dos primeras dejarían al lector en paz con si mismo ya que habría una actitud de rechazo a dos candidatos. Desafortunadamente el cinismo mostrado por las clases políticas, no solamente ante la expresión ciudadana sino, ante el fracasos tan estruendosos como la disparada del desempleo en el país, y la vergenza de ser el país con más altos índices de impunidad, violencia y corrupción, terminaría colocando este voto al servicio de las maquinarias, por cederle el espacio a todos los vicios que han llevado al país a este caos, sin que cause la más mínima incomodidad al presidente que quede elegido.

Esta enorme responsabilidad generada por el poder de decisión que mostró el voto de opinión se tiene que ir definiendo en el curso de la segunda vuelta, y lo debe determinar, no los candidatos, ya saturados con más propuestas que todos sabemos irrealizables y no serias, no con debates ya que el problema no es de imagen sino de credibilidad, sino con el aval y compromiso de personas de reconocido prestigio y transparencia, que ambas campañas las tiene, y que seguramente dentro de la franja van a salir, pero deben hacerlo jugándose su prestigio político y su futuro a su adhesión para que garanticen que hicieron un compromiso vital con quienes los apoyaron, como lo hizo Ingrid Betacourt y no simplemente una adhesión por disciplina, para quedar en el juego de la maquinaria hacia el futuro.

*Ingeniero agrónomo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.