Secciones
Síguenos en:
EN LA CÁMARA DEL VALLE NO HUBO RENOVACIÓN

EN LA CÁMARA DEL VALLE NO HUBO RENOVACIÓN

Hay caras nuevas pero todas pertenecen a grupos tradicionales. Anoche se vivía un cabeza a cabeza entre dos repitentes y un debutante en esa corporación legislativa.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
09 de marzo 1998 , 12:00 a. m.

Ocho liberales y cinco conservadores ocupaban las trece curules. Los palmiranos José Arlen Carvajal (Alternativa Liberal popular), Carlos Hernán Barragán (liberal londoñista) y Elver Arango Correa (Liberal becerrista) se disputaban ese sitio electoral.

Dos representantes conservadores, Santiago Castro (conservador lloredista) y Rafael Quintero (conservador humbertista) estaban entre los repitentes; hasta anoche quedaban sin curules Roy Barreras (liberal) y Roberto Londoño (conservador holguinista).

Como nuevos en la Cámara, aunque de grupos políticos reconocidos, estaban elegidos al cierre de esta edición Luis Alberto Gómez, Clementina Vélez, José Arnoldo Parra, María Stella Duque, William Darío Sicacha, Ubeimar Delgado, Marino Paz y Alvaro Díaz.

Estos tres últimos competían con Edgard Roberto Carabalí (liberal del grupo de Abadía), Mario Germán Fernández de Soto (humbertista), Ramiro Calle (Salvación Nacional), los holguinistas Roberto Londoño y Rodrigo Durán y el liberal Roy Barreras En este período, el representante Barragán votó negativo contra la retroactividad de la extradición y la extinción de dominio; participó en las ponencias de las leyes de Televisión y la Cultura. Había pertenecido al grupo del entonces senador Abadía y ahora tiene su grupo Amigos del futuro.

Carvajal Murillo hace parte de la Comisión Tercera de la Cámara. Votó en noviembre pasado contra de la retroactividad de la extradición y estuvo ausente a la hora de votar la extinción de dominio.

Junto a Barragán han participado en bloques de congresistas para buscar el respaldo gubernamental a proyectos como el metro para Cali y la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (Ptar). También para el aeropuerto de Farfán en Tuluá, cuya recuperación ha sido lenta.

El grupo de Carvajal, Alternativa Popular Liberal, que lidera con la senadora María del Socorro Bustamante de Lengua, fue el triunfador de las elecciones del 26 de octubre. Con Esperanza Cifuentes de Arango obtuvo la mayor votación para Asamblea y con Rómulo Salazar y Arcángel Clavijo se ganaron dos curules en el Concejo de Cali.

El representante conservador humbertista Rafael Quintero votó por la extinción de dominio a partir del año en que se tipificó el delito y por el retorno de la extradición. Dice que apoyó la acción parlamentaria para que el Gobierno condonara unos 20 mil millones de pesos a los cafeteros que tuvieran deudas inferiores a cinco millones.

El representante lloredista Castro sostiene que estuvo entre los congresistas que buscó recursos para el Valle. Votó a favor de la extradición y la extinción con retroactividad.

Del mismo movimiento es el conservador lloredista Ubeimar Delgado plantea tareas en favor de la economía y la educación en la región. Fue presidente del Concejo de Cali. En las elecciones de octubre estuvo de segundo en la lista al Concejo que encabezó Margarita Gordon, quien resultó electa. Tiene arresto domiciliario por presunto cohecho en la desafectación de terrenos públicos en el Club Tequendama hace dos años.

Castro y Delgado apoyaron la candidatura de Francisco Murgueitio, elegido ayer al Senado.

Arango Correa, quien se vio envuelto en el escándalo durante el conteo de votos en la comuna 13 de Cali el pasado 26 de octubre, obtuvo ayer una de las votaciones altas. En esa ocasión se denunciaron irregularidades en las actas de votaciones cuando Arango quedaba por fuera de los 21 concejales electos en esta ciudad. Al final, no le alcanzaron los votos.

Esta vez acompañó al liberal becerrista Julio César Becerra en la búsqueda de una curul al Senado. Arango Correa cumplió con una suspensión y una amonestación de la Procuraduría.

El empresario José Arnoldo Parra y el economista Luis Alberto Gómez, quienes apoyaban la candidatura del representante Camilo Arturo Montenegro, al Senado, figuraban entre los elegidos. Ambos anuncian acciones para la generación de empleo en la región.

La ex presidenta de la Asamblea del Valle María Stella Duque Gálvez es una conservadora humbertista; habla de acciones para recuperar el campo y la generación de empleo.

Clementina Vélez pasa del Concejo de Cali a la Cámara. Tiene doble triunfo porque en su curul en el cabildo caleño quedó su hermano Jorge Hernán Vélez en las elecciones del 26 de octubre y ayer ella obtuvo los votos suficientes.

Esta dirigente liberal compartió campaña con el candidato a Senado Miguel Motoa Kury, quien no estaba entre los primeros en esa aspiración. Los dos fueron denunciados ante la procuraduría por el uso de un carro del Concejo, asignado precisamente al hermano concejal de Vélez.

William Darío Sicacha figuró como candidato liberal holmista a la Cámara. Se conoce su participación en la junta directiva de las Empresas Municipales de Cali.

El senador Alvaro Díaz Ramírez, quien fue presidente de la Comisión Sexta del Senado, se incluía anoche entre los elegidos a la Cámara. Pertenece al grupo de Esperanza Muñoz, quien, a su vez, ganó la curul que tenía su esposo Carlos Abadía, condenado a 50 meses de prisión y a una multa de 92 millones de pesos tras una investigación del proceso 8.000.

Una segunda lista de este movimiento encabezada por Edgard Roberto Carabalí estaba en la cuerda floja de los trece elegidos para la Cámara por el Valle. El ex alcalde de Buenaventura tiene una sanción de destitución proferida por la Procuraduría.

Sorpresas entre los quemados El gran derrotado en el Valle del Cauca, escrutado el 54,14 por ciento de los votos, fue el liberal Roy Barreras. Este médico homeópata fue uno de los mayores contradictores del presidente Ernesto Samper y esta vez aspiraba a una curul de la mano de la senadora Claudia Blum. La lucha contra la corrupción, una de sus banderas,, no fue suficiente para convencer a los vallecaucanos.

Al ex director regional del Sena, el conservador humbertista Mario Germán Fernández de Soto, tampoco le alcanzaban los votos a las 10 de la noche. Su fortaleza estaba en Buga. Fernández de Soto planteaba que los tributos empresariales a esa entidad debían ser equivalentes a la capacidad de cada factoría.

El liberal Germán Jaramillo López, director de la Fundación para el Desarrollo Integral de Yumbo (Fedy) y quien tenía la llave política con el senador Juan Martín Caicedo, no consiguió suficientes votos. Jaramillo, muy conocido entre la dirigencia empresarial del Valle, aspiró en las pasadas elecciones de octubre a la Asamblea del Valle, pero sin suerte.

El conservador holguinista, Roberto Londoño, quien fue vicepresidente de la Cámara, luchaba en la noche por una curul; los votos conseguidos, escrutados el 54,14 por ciento de las mesas, no eran suficientes para quedar entre los 13 representantes que tendrá el Valle en el próximo Congreso. Sin embargo, al contabilizarse la totalidad de los votos, podría entrar.

El también conservador independiente, Leonel Cruz, uno de los fundadores del holguinismo, ex concejal de Cali y ex diputado, no pudo cumplir su sueño de llegar al Congreso. En el pasado, cuando lo logró, lo cobijó la revocatoria del mandato establecida durante el Gobierno de César Gaviria y en el periodo pasado dijo que el representante Pablo Victoria no cumplió el pacto de dejarlo posesionar .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.