Secciones
Síguenos en:
SE RESQUEBRAJA EL MUNDO POLÍTICO ITALIANO

SE RESQUEBRAJA EL MUNDO POLÍTICO ITALIANO

A otros dos dirigentes de partidos de la coalición gubernamental italiana alcanzó la investigación sobre los casos de soborno: el secretario del Partido Liberal y el presidente del Partido Socialdemócrata. Entre tanto, el Partido Socialista anunció ayer la venta de sus bienes para pagar deudas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

El encausamiento de Renato Altissimo, secretario del pequeño Partido Liberal, y de Antonio Cariglia, presidente del Partido Socialdemócrata, por los magistrados milaneses, se anunció después de los siete procesos contra el ex secretario del Partido Socialista Bettino Craxi, quien debió dimitir el pasado 12 de febrero.

Altissimo sería acusado de haber recibido 50 millones de liras (40.000 dólares) de una compañía naviera, a cambio de un contrato de aprovisionamiento de petróleo para centrales eléctricas; Cariglia, de haber recibido 25 millones de liras. Ambos se declararon inocentes.

Con ello, la justicia ha diezmado la coalición gubernamental al implicar a tres de sus cuatro componentes (liberal, socialdemócrata y socialista). El cuarto, la Democracia Cristiana, partido de mayoría relativa, se ve afectado por el inicio de 16 procesos contra su secretario administrativo, Severino Citaristi, pese a que éste no desempeñó nunca un papel de primera importancia.

La investigación hace cada vez más frágil al gobierno de Giuliano Amato. Varios partidos de oposición, entre los cuales están el Movimiento Social Italiano (neofascista) y Refundación Comunista, piden elecciones anticipadas con el objetivo de evitar el referéndum del 18 de abril sobre la instauración de comicios mayoritarios uninominales, en lugar del sistema proporcional que rige actualmente. Esto podría borrarlos del mapa político.

Ayer, incluso, como sucedió la semana pasada en el Senado, el discurso pronunciado sobre la cuestión moral por Amato fue recibido en la Cámara de Diputados con una teatral contestación de opositores de derecha, que pedían su renuncia, la expulsión de los ladrones y elecciones.

El presidente de la república, Oscar Luigi Scalfaro, afirmó que el referéndum se realizará en la fecha ya prevista y que el mismo es un elemento fundamental para la renovación de las instituciones italianas.

Entre tanto, el Partido Socialista Italiano (PSI) inició antenoche su renovación, anunciando que pondría en venta casi todos sus bienes inmobiliarios para pagar sus deudas.

Su nuevo secretario, el ex sindicalista Giorgio Benvenuto, declaró que el PSI debe hacer frente a un enorme déficit financiero que la prensa evalúa en 180.000 millones de liras (120 millones de dólares). Esto fue lo que motivó la decisión de vender su patrimonio.

El impacto de la investigación sobre la corrupción causó al país un traumatismo que necesitaba para entrar en el camino de la renovación , afirmó Benvenuto, optimismo manifestado asimismo por el presidente de la república. En Italia hay el mal (la corrupción), pero también el coraje de verlo y eliminarlo , dijo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.