DESCONSTRUYENDO A DANIEL

DESCONSTRUYENDO A DANIEL

En días pasados escribió Daniel Samper una polémica columna en El Tiempo en la cual trató de hacer un juicio imparcial sobre el comportamiento de ese período frente a la crisis provocada por el gobierno Samper y las prácticas informativas de este diario en cuanto se refiere a la presidencia de su hermano. El artículo también contiene interesantes reflexiones sobre el periodismo en Colombia.

25 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

El artículo es interesante porque plantea algo que se han preguntado los filósofos durante siglos Somos capaces los seres humanos de observar una realidad independientemente de nuestros intereses, lazos afectivos, emociones y de nuestra manera de mirar el mundo? La respuesta que le han dado los filósofos a esta pregunta es que no lo somos. Cuando uno mira cualquier cosa, cualquier problema, termina por imponerle el objeto o al hecho su propio punto de vista, de tal forma que uno influye sobre lo que está observando.

A los periodistas les gusta pretender que su profesión puede ser objetiva, y que ellos pueden, a diferencia de los demás mortales, desprenderse de sus emociones, intereses, preferencias e ideologías para informar al resto del mundo sobre los acontecimientos. Esta es una postura. Por mucho que trate Daniel Samper, el periodista, de separarse de Daniel Samper, el hermano, de Ernesto, no va a poder hacerlo y no tiene sentido que lo haga. Daniel no puede hacer algo así como amo a la justicia y amo a mi mamá, pero si la justicia está en contra de mi mamá, me quedo con mi mamá . El caso de Daniel es parecido. El ama al periodismo y a su hermano. Si el periodismo está en contra de su hermano de parte de quién estará Daniel? De Ernesto, indudablemente.

Pero eso no lo descalifica para ser un agudo observador, o para dar consejos a los periodistas. El tiene razón sobre la necesidad de que los medios procuren mantener una imparcialidad informativa. Esta imparcialidad consiste en darle la oportunidad a cada noticia de ser mirada desde varias perspectivas, y de balancear las fuentes.

La posición de Antonio Morales que destaca Daniel, critica de los periodistas que se han politizado, es válida un sentido y no lo es en otro. No lo es porque todos estamos politizados. Los samperistas han vendido la idea de que si alguien los critica es porque está politizado. Por ejemplo, Antonio Urdinola se pasó los cuatro años del gobierno de Gaviria criticando y atacando la política económica. Pero cuando llegó a Ministro se escandalizaba de que habían politizado la ciencia económica quienes atacaban su política y su gestión. El comentario de Antonio Morales parece obedecer a un concepto similar. En lo que tienen razón él y Daniel es en que la política y la ambición no son la mejor mezcla de atributos para un periodista. Pero la tradición colombiana ha sido que el periodismo y la política se ejercen al tiempo. Semana fue creada para hacer política. Eduardo Santos y Alberto Lleras llegaron a donde llegaron en política a través del periodismo. Resulta entonces algo artificial o contraevidente el argumento de que es ahora cuando se ha politizado el periodismo.

Por último, es oportuno el llamado de atención que hace Daniel sobre como unos medios se amangualan con otros para crear cajas de resonancia. El caso de FM contra Alfonso López Caballero es un ejemplo de varios medios en cadena para dar garrote. En ello se especializaron Julio Sánchez, Alberto Casas, María Isabel Rueda y algunos columnistas más, pero no Enrique Santos. La motivación parece ser el deseo de influir y de imponer opiniones y hechos políticos, aunque sea a coñazo limpio. Si esto es periodismo o no, solamente lo pueden juzgar los que no han sido víctimas del tratamiento. Lo que si se espera de un periodista es que le de a conocer a lo lectores cuáles son sus conflictos de interés y sus ambiciones, y que no pretenda que no existen porque esta negociación puede desorientar o engañar al público.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.