Secciones
Síguenos en:
LA EDUCACIÓN SUPERIOR:

LA EDUCACIÓN SUPERIOR:

Diversas investigaciones que se han realizado en los últimos meses en nuestro país indican que los niveles de la educación superior no son los más satisfactorios. Con excepción de algunos establecimientos con sólida tradición, la mayoría no llena las especificaciones deseables. Carecen, inclusive, de bibliotecas adecuadas y de elementos indispensables para la función educacional, lo cual se traduce en que los estudiantes de suyo sometidos a muy considerables derechos de matrícula no reciben la formación profesional adecuada, que corresponda al propio nivel de sus esfuerzos.

No es la primera oportunidad en que se denuncia un hecho semejante. Ya en alguna ocasión el presidente Guillermo León Valencia expresó su preocupación por el hecho de que a un empresario cualquiera le bastaba adquirir, en propiedad o en arrendamiento, una casa vieja, para instalar allí una universidad, sin preocuparse poco ni mucho por los niveles académicos.

La observación en ese sentido, que tiene ya varios lustros, no parece haber tenido corrección. Y ya es buena hora de que el Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior tome cartas en el asunto, para poner término a todas las deficiencias advertidas, que se registran incluso en el nivel del profesorado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.