MEDIO ORIENTE: GUERRA POR AGUA

MEDIO ORIENTE: GUERRA POR AGUA

La mayor posibilidad de una guerra por el agua o de un conflicto frío tan devastador como la guerra se da en el Medio Oriente. La crisis es inminente , dice Joyce R. Starr, presidente de la Iniciativa Global en la Cima por el Agua. Este es un grupo político de investigación sin ánimo de lucro, que patrocinará una cima internacional en Estambul (Turquía), por el agua en el Medio Oriente, en noviembre próximo. Las disputas potenciales por derechos sobre el agua fluvial se pueden presentar globalmente, porque doscientos de los mayores ríos del mundo son compartidos, cuando menos, por dos países soberanos; y de tres a diez países, comparten otros 52.

05 de mayo 1991 , 12:00 a.m.

No hay derecho internacional ni acuerdos gubernamentales, que rijan la utilización de estos ríos para cosas diferentes a la navegación. Cada cuenca fluvial tiene su propio umbral de volatilidad. Y no hay región más volátil que el belicoso y maltratado Medio Oriente.

El petróleo no es ya el factor determinante en el Medio Oriente, sino el agua , dice John Kolars, de la Universidad de Michigan. Dentro de la nueva política acuática , los países ricos en agua, como Turquía, prosperarán, dice, mientras que los países pobres al respecto, como Siria, pueden sufrir.

Afligida por periódicas sequías, la región es una de las más áridas de la tierra: el 97 por ciento de Egipto, por ejemplo, es desierto.

La población de muchos países del Medio Oriente crece a un vertiginoso tres por ciento anual. Es intensa la competencia por el agua. Más del 75 por ciento de ella se destina a la agricultura. El agua se convirtió en cuestión de seguridad nacional.

Vecinos belicosos comparten, a menudo, las mayores cuencas fluviales: el Nilo, el Tigris, el Eufrates, el Jordán y el Yarmuk.

Casi el 85 por ciento del agua del Nilo que Egipto utiliza, se origina en Etiopía. Ningún otro país del mundo depende tanto de una sola línea vital como Egipto del Nilo. El canciller egipcio, Boutros Ghali, ha dicho que la seguridad nacional de su patria se basa en el agua del Nilo. Israel en problemas Cerca del cuarenta por ciento del agua de Israel proviene de fuentes acuíferas subterráneas, bajo las ocupadas Banda Occidental y Franja de Gaza.

El vital río Jordán, difícilmente compartido por Israel y Jordania, es alimentado por el río Yarmuk, que conforma la frontera entre Jordania y Siria.

El mar de Galilea, el sitio milagroso de la Tierra Santa donde la Biblia dice que Jesús caminó sobre el agua, ha caído al más bajo nivel que se haya registrado. El abuso y la sequía han agotado el mar, fuente del 25 por ciento del agua de Israel,hasta un extremo verdaderamente peligroso.

Israel y Jordania se están excediendo un 15 por ciento en la utilización de sus recurso acuáticos, sostienen los expertos.

Israel, que ya consume cuatro veces más agua que sus vecinos árabes principalmente para irrigación, recibirá en unos pocos años un millón adicional de inmigrantes, en su mayoría judíos soviéticos.

Esto anticipará el día en que, a menos que se haga algo para evitarlo, el agua desaparezca. Cerca del ochenta por ciento del agua de Irak se origina fuera de sus límites. Turquía controla el 96 por ciento de los principales afluentes del Eufrates, que fluye entre Siria e Irak.

Turquía también controla aproximadamente el ochenta por ciento de los afluentes del Tigris, fuente importante de agua para Irak.

En Siria, la sequía ha sido tan severa que los residentes de Damasco, la capital, han tenido abiertos los grifos de sus hogares desde las 2 p.m. hasta las 6 a.m. del día siguiente.

La guerra del Golfo Pérsico alteró el equilibrio del potencial acuático en la cuenca del Eufrates. Irak se debate entre el caos, y el control de Turquía es ahora mayor, que antes de la guerra , dice Thomas Naff, director de la Asociación para las Investigaciones en el Medio Oriente, con sede en Filadelfia.

Turquía es el único país del Medio Oriente con un apreciable excedente de agua. Turquía puede hacer lo que quiera con esa agua , le confía Naffa a National Geographic, aunque no parece que vaya a utilizar agresivamente este poder .

Siria e Irak temen el impacto potencial de la imponente represa de Ataturk, sobre el Eufrates: será la cuarta más grande del mundo cuando empiece a operar más adelante este año. El de Ataturk es el principal elemento del mayor esfuerzo en pro del desarrollo de la Anatolia del suroriente, que incluye una serie de represas y de plantas hidroeléctricas para irrigar millones de acres áridos, y para incrementar la producción de energía. Agua: llave política La guerra del Golfo dejó a Jordania en posición más débil para aspirar a la financiación internacional con destino a la disputada represa de la Unidad, que espera construir sobre el Rarmuk, dice Naff.

El Yarmuk es la única fuente de agua fresca de Jordania que no se ha explotado totalmente. El proyecto Unidad se ha visto atascado indefinidamente porque Israel y Jordania no han podido ponerse de acuerdo para el aprovechamiento equitativo de las aguas del Yarmuk, dice Richar L. Armitage, del Departamento de Estado de los Estados Unidos, y quien es mediador especial para el agua del Medio Oriente.

Estamos muy lejos de considerar el agua como una llave no política, apenas para abrir puertas políticas , dice Armitage. La crisis del agua se vino sobre nosotros... Cualquier dirigente árabe o israelí, que no reconozca la emergencia del agua y no actúe en consecuencia, condena a su propia sociedad y a sus vecinos a una muerte lenta y dolorosa .

Resecas naciones del Golfo Pérsico, como Arabia Saudita, Kuwait y Barein, que han agotado muchos de sus recursos acuíferos, incluido Dammam, tienen que obtener la mayor parte de su agua dulce quitándole la sal al agua del mar.

El sesenta por ciento del agua desalinizada del mundo, se produce en los países del Golfo. Sólo su riqueza petrolífera torna factible el costoso procesamiento.

En la creencia de que el agua puede convertirse en algo más precioso que el petróleo, el presidente de Turquía, Turgut Ozal, ha propuesto un acueducto o tubería de la paz , para vender los excedentes de agua turca a los sedientos países árabes.

La tubería podría conducir el líquido sobrante desde los ríos gemelos Seyhan y Ceyhan, hacia el sur, a lo largo de dos rutas posibles a través de la península Arábiga.

Este no es ningún proyecto del departamento de sueños alegres , insiste Necati Utkan, embajador turco ante Irak. El agua debe ser un puente para la cooperación .

No son castillos en el aire , dice Naff. Pero señala que la tubería demandaría una década para su construcción, a un costo mínimo de 20.000 millones de dólares, con la cooperación de Israel, Siria y Jordania.

La cima acuática de noviembre en Estambul, con Ozal como anfitrión, será la plataforma de lanzamiento espera Starr para la eventual creación de un ente acuático regional que salve al Medio Oriente de la catástrofe acuática.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.