PELIGRO, LLANERO ESCUPIENDO!

PELIGRO, LLANERO ESCUPIENDO!

No hay vicio más pegajoso, literalmente hablando, que el de escupir chimó.

14 de junio 1998 , 12:00 a.m.

La lengua pica, la garganta rasca y la saliva se hace más gruesa y se ennegrece, pero los adictos aseguran que es una sensación maravillosa .

Mientras que en cualquier reunión del interior del país gomelo que se respete fuma cigarrillos importados, en el Llano la moda es sacar su bojote de chimó y marcar el territorio con un sonoro escupitajo.

Esta mezcla negra de tabaco y ceniza de madera se convirtió con los años en parte de la cotidianidad de muchos llaneros. No importan edad, sexo o estrato social.

Cada dosis se denomina pella y varía dependiendo del consumidor o escupidor.

La pella se pone debajo la lengua y de ahí en adelante empieza el maravilloso placer de escupir a diestra y siniestra.

Dopaje criollo Cuando uno va a trabajar en el campo se mete una pella y eso no le da sed, no se cansa y el sol no le molesta , asegura José Pérez, un campesino que vive en Las Nubes, una población de Arauca.

Pese a esa afirmación, paradójicamente en los últimos años la producción agrícola de esta zona del municipio ha disminuido en forma considerable, claro que los llaneros no le echan la culpa al chimó.

Para José Tovar, Toro loco , que lleva 40 años en el negocio y es reconocido como el mejor productor de chimó de la región, los atributos de esta mezcla van mucho más allá de ese maravilloso placer de escupir chimó .

Eso sirve cuando lo muerde una culebra, para la picadura de bichos, para los dolores de estómago y cabeza, mejor dicho eso es algo muy medicinal , dice convencido de sus virtudes.

Toro loco recomienda a las doncellas untarse chimó antes de meterse a un charco para que no las agarre un temblador o pez eléctrico.

Aunque los escupidores se resisten a hablar sobre el tema sexual, no descartan que pueda compararse con una especie de viagra criollo, pues la pócima evita la fatiga, el cansancio y hasta el dolor.

En materia deportiva, el chimó se convirtió en el dopaje regional y al parecer no deja huellas en la orina ni efectos para la contramuestra, lo que favorece a los consumidores o escupidores dedicados al fútbol.

Antes de los partidos cada jugador se mete su pella, lo que les permite alcanzar un importante rendimiento y los llaneros no dudan en afirmar que hasta Diego Maradona estaría interesado en un buen bojote para que no lo vuelvan a pescar en sus andanzas.

El secretario de la Liga de Fútbol de Arauca, Luis Eduardo Alfonso, reconoce que al menos el 60 por ciento de los futbolistas consume el chimó y cuando juegan por fuera del departamento incluyen la cajeta o el bojote dentro de sus equipajes.

El problema es cuando uno está marcando a un delantero que mete chimó, además de que pareciera que no se cansara, se corre el riesgo de ser escupido , señaló el gerente de Bancafé, Héctor García.

Pero no todos son amigos del mágico producto . Una vez lo probé y primero me rascó la garganta, después me dolió el estómago y duré todo un día con diarrea y hasta vómito , reconoció Ricardo Muñoz, un antichimista de la región.

Mónica, una quinceañera, asegura que mientras su novio tenga la pella en la boca no lo besa, Apurada le doy piquitos y confiesa que se demoró por lo menos un mes en acostumbrarse a verlo escupir mientras la llamaba mi amor .

Ojo con la salud La fiebre de chimó llega a tal punto que en Arauca algunas autoridades han tenido que frenar su consumo. Por ejemplo, en lugares destinados a actividades culturales, como el auditorio de exposiciones, existe una advertencia: Prohibido escupir chimó .

El estudio sobre su consumo todavía está en pañales; la odontóloga Olga Beatriz Gómez aseguró que no existen datos de la incidencia del chimó sobre la dentadura aunque reconoció que cuando la caries está muy profunda, produce la muerte del nervio y elimina el dolor. Eso sí, el chimó no elimina el problema.

Ante un diente sano no tiene ningún efecto, pues no logra penetrar el esmalte. Lo único que hace es que mancha , destacó.

El director del hospital San Vicente, Jorge Cedeño, dijo que los escupidores de chimó podrían ser víctimas más comunes del cáncer de esófago y de cavidad bucal, pero hasta el momento no existen cifras contundentes al respecto.

Y mientras las autoridades estudian su incidencia en la vida cotidiana y la necesidad de llenar las calles de Arauca con letreros que prohíban su escupida, los chimistas ya empezaron a exportarlo en bojotes hacia diferentes partes del país.

Por eso, la próxima vez que vea a un llanero, esté alerta. Puede ser un chimista consumado y lo podría escupir.

Aliñado del chimó Arauca La base del chimó es el zumo del tabaco, una espesa masa negra nada agradable a la vista. A su lado, algunos palos secos se ponen al fuego y cuando están en brasas se les echa agua; a esta ceniza se le agrega lentamente la masa negra con agua. A ese proceso se le denomina aliñado del chimó.

Cuando esté lista la masa se bate para que tome consistencia y se inicia la fabricación y envoltura.

El chimó se vende en dos presentaciones: el bojote, una barrita envuelta en plástico, y la cajeta, un tarro o frasco pequeño. La duración depende de cada consumidor. Cada bojote cuesta 500 pesos.

Según el presidente de la Academia de Historia de Arauca, Miguel Matus, no se tiene un dato preciso sobre la aparición de este vicio, aunque de acuerdo con él, surgió en los Llanos Orientales con los mestizos, durante la época de la Colonia española.

En Arauca existen al menos 15 productores y un número indeterminado de consumidores que se han dejado contagiar por la fiebre de chimó.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.