LÍDER RUSO: LAS MISMAS PROMESAS

LÍDER RUSO: LAS MISMAS PROMESAS

Tras asumir de nuevo la dirección del gobierno ruso, Victor Chernomyrdin dijo ayer que su principal prioridad como primer ministro sería ayudar a sanar los males financieros del país. Pero en medio de la confusión reinante con la transferencia de poderes, las decisiones políticas cruciales quedaron aplazadas.

25 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

La primera decisión pospuesta fue un anuncio sobre los términos de una reestructuración forzada de la deuda por US$40.000 millones, que era esperada ansiosamente por los inversionistas extranjeros. El anuncio fue postergado por segunda vez en una semana, para dar a Chernomyrdin oportunidad de revisar los términos.

Mientras tanto, el parlamento ruso suspendió el debate sobre un programa para encarar la crisis económica hasta que el nuevo gobierno pueda volver a revisarlo. Se esperaba que el debate tuviera lugar esta semana.

Un vocero del Kremlin dijo que el abrupto cambio de gabinete, anunciado el domingo por el presidente Boris Yeltsin, no significaría un gran cambio en el curso global de las reformas de mercado. El curso económico global seguirá sin modificaciones, con la meta de desarrollar la economía de mercado , dijo el portavoz Sergei Yastrzhembsky.

Los analistas no confiaban en que el nuevo equipo de Chernomyrdin lleve a cabo los planes de reforma del gobierno anterior, que son considerados esenciales para la recuperación económica de Rusia. Conociendo los seis años de gobierno de Chernomyrdin, uno tiene que preguntarse si va a haber mucho progreso , dijo Charles Blitzer, director de investigación de mercados emergentes de Donaldson, Lufkin & Jenrette, en Londres. En su administración previa no hubo mucho progreso en temas cruciales como la reforma tributaria, la reestructuración industrial y otros asuntos por el estilo , agregó.

Entre tanto, el ministro de Economía alemán Guenter Rexrodt puso presión sobre Chernomyrdin al afirmar que Alemania no cambiará las condiciones de su programa Hermes, que garantiza la mayoría de los US$30.000 millones que los bancos de ese país han prestado a Rusia desde 1989, siempre que el nuevo gobierno ruso lleve a cabo las reformas prometidas a cambio de un paquete de préstamos por US$22,6 millones del Fondo Monetario Internacional y otros acreedores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.