VETO CONTRA NOTARIOS ELEGIDOS A DEDO

VETO CONTRA NOTARIOS ELEGIDOS A DEDO

Ya no bastará tener la misma filiación política del Gobierno. Tampoco servirá de nada tener un congresista amigo o conocer a un funcionario de alto nivel que pueda servir de palanca .

15 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Desde ahora, quien busque convertirse en notario, no podrá esperar que lo nombren a dedo, sino que tendrá que someterse a un concurso de méritos como ocurre con la mayoría de los funcionarios públicos. Los notarios deberán ser de carrera.

Es el efecto de un fallo de la Corte Constitucional, según el cual las notarías no podrán ser entregadas por concesiones burocráticas sino a quienes demuestren que realmente tienen las calidades para asumir esa función. Hoy en día existen 866 notarios en el país.

La Corte fijó un plazo perentorio de seis meses para que la Superintendencia de Notariado y Registro convoque los concursos en todo el país a fin de reemplazar a los notarios que se encuentren en interinidad.

La sentencia, proyectada por el magistrado Alejandro Martínez Caballero, es objeto de análisis por parte del notariado. En la práctica, el fallo deberá ser cumplido por la administración de Andrés Pastrana (ver recuadro).

Siete años sin cumplir A juicio de los magistrados de la Corte, aunque el artículo 131 de la Constitución dice que el nombramiento de los notarios en propiedad se hará mediante concurso, el último que se hizo en Colombia para este fin data del 24 de febrero de 1986.

Desde entonces, la mayoría de notarios han sido nombrados en interinidad.

En concepto de la Corte Constitucional, las autoridades no han cumplido a cabalidad con el mandado consagrado desde 1991 por la Constitución.

Otro, sin embargo, es el criterio del Consejo de Estado. Al estudiar una acción de cumplimiento, los consejeros advirtieron que no se puede realizar la convocatoria de concursos para los notarios.

La razón: a raíz de la creación del Consejo Superior de la Judicatura, hoy está desintegrado el Consejo Superior de la Administración de Justicia, al que desde 1970 se le asignó la competencia para administrar la carrera notarial y los concursos.

Sin embargo, la Corte Constitucional, al analizar este punto, dijo que la creación del Consejo Superior de la Judicatura no puede ser un obstáculo para la convocatoria al Consejo de Adminiración ni mucho menos para que se cumpla con la orden constitucional de que los notarios se sometan a una carrera administrativa.

No hay explicación razonable para que no se convoque a concurso para designación de notarios en propiedad, ya que hay normatividad vigente en lo referente al organismo que administra la carrera y el Concurso , dijo la Corte.

Así, según el fallo, el Consejo de Administración, integrado por el Ministro de Justicia, los presidentes de la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de Estado y el Consejo de la Judicatura, el Procurador y dos notarios, deberá reunirse.

Según el notario 52 y presidente de la Asociación de Notarios de Colombia, Aníbal Fernández de Soto, el Gobierno pidió a la Corte una aclaración del fallo a fin de definir sus alcances debido a la trascendencia de la materia.

LOS NEXOS Los notarios, considerados por la ley como guardianes de la fe pública y por lo tanto encargados de garantizar la transparencia y la honestidad en los negocios, no han estado, a pesar de ello, libres de investigaciones y sospechas.

Hace quince días, Ramiro Lucio, notario séptimo de Cali, renunció a su cargo después de que la Fiscalía lo llamó a indagatoria por enriquecimiento ilícito. Lo hizo por haber recibido supuestamente dos cheques de empresas de fachada del cartel de Cali.

El ex congresista explicó que el dinero, 81 047.037 pesos, correspondían al pago de derechos notariales por la venta de un apartamento en Cali.

En enero de 1996, Hélmer Pacho Herrera, el único hombre del cartel de Cali que no había podido ser capturado por las autoridades, se presentó a la Notaría 13 de Cali para autenticar un documento. El Tribunal Superior de Bogotá ordenó que se investigara a la notaria, Lucía Bellini Ayala.

Un año antes, también fue iniciada una investigación contra el Notario Cuarto de Cali, Elver Arango Correa, porque ante su despacho se presentó Miguel Rodríguez Orejuela para autenticar un poder. El notario quedó absuelto.

EL CAMBIO En la década del 90 en Colombia han fracasado en el Congreso dos intentos por reglamentar la carrera notarial.

Un proyecto en ese sentido presentando por el entonces ministro de Justicia Andrés González terminó archivado. La misma suerte corrió otro liderado por el ministro Néstor Humberto Martínez desde octubre de 1994.

La iniciativa de Martínez introducía modificaciones de fondo al Estatuto Notarial colombiano, vigente desde 1970.

Se establecía que la interinidad de dichos funcionarios dejaba de ser permanente y quien ocupaba el cargo en tales condiciones lo haría máximo por un año. Los notarios en propiedad tendrían un período no mayor de cuatro años y no de por vida, como ocurre hoy.

Así, se pretendía cerrar el paso a quienes convirtieron a muchos de estos despachos en prebendas burocráticas. El proyecto consagraba un sistema de selección y concurso para la carrera notarial que sería convocado por el Consejo Nacional de Notariado.

Ahora, a raíz del fallo de la Corte Constitucional, el gobierno de Andrés Pastrana deberá hacer cumplir de manera obligatoria el mandato constitucional. El objetivo será poner en marcha la carrera notarial.

CUANTO GANA UN NOTARIO? Según un notario del círculo de Bogotá, que pidió la reserva de su nombre, es imposible dar una cifra precisa sobre los ingresos mensuales de un notario debido a que las entradas dependen de varios factores como la ubicación de la notaría y la calidad en el servicio. Hay cifras que podrían dar una aproximación al tema.

Una notaría puede realizar entre 300 y 400 autenticaciones diarias que le significan cinco millones de pesos al mes.

Pero el ingreso más importante lo constituye la escrituración de predios. Por cada trámite de esta naturaleza según el notario consultado se recibe el 2.7 por mil. En otras palabras, si el predio vale 100 millones de pesos, la notaría recibe 277 mil pesos en promedio.

Otro de los ingresos es el de la suscripción de actas de declaraciones extrajuicio cuyo costo es de 5.340 pesos. En promedio dice el notario se suscriben entre 10 y 30 actas al día lo que aseguran un ingreso de 100 mil pesos cada día.

El 10 por ciento del dinero que recibe una notaría va a parar a un fondo especial que maneja el Ministerio de Justicia y el resto se destina a gastos de funcionamiento, incluido el sueldo del notario.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.