MUJERES, EN FORMA!

MUJERES, EN FORMA!

La actividad física es el beneficio directo de un cuerpo en forma, y un cuerpo en forma es el que permite a una mujer conservarse con buena salud física y mental.

28 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Estas dos condiciones permiten sacar mejor provecho de la vida diaria y mejorar las relaciones interpersonales.

En el plano físico una actividad insuficiente afecta la fuerza muscular, la flexibilidad, la eficacia cardiaca y pulmonar, así como la circulación sanguínea.

El resultado más visible de la falta de ejercicio es la grasa que se forma, asociada con el colesterol, cuando el organismo absorbe más calorías de las que puede eliminar.

Algunos ejercicios a la semana bastan para quemar la mayor parte de las reservas calóricas, y un mínimo reajuste en la alimentación permiten conservar una silueta estética En el plano sicológico es más difícil encontrar, sin lugar a dudas, la razón por la cual la actividad física produce un bienestar durable, que a veces se experimenta como una sensación de euforia.

Este estado repercute en la vida diaria y la mejora considerablemente. Como todo, los investigadores están de acuerdo en reconocer el papel de una hormona, la nodrenadelina. Su proporción en el cuerpo es siempre mínima en los estados depresivos.

El ejercicio practicado en función de las exigencias del individuo, equilibra la secreción de esta hormona, la cual, actuando como estimulante, aumenta la vitalidad, disminuye la fatiga y facilita la concentración.

No es necesario ser un gran deportista para lograr una buena condición física. Bastan unos minutos al día, agrupados o no en sesiones semanales, para mejorar el estado del organismo y permitirle afrontar las exigencias del trabajo, las actividades intelectuales y domésticas de la vida cotidiana.

Además, es erróneo pensar que el ejercicio no es eficaz sino cuando es pesado. Las actuales tendencias muestran todo lo contrario: todos los métodos modernos, desde la gimnasia suave hasta la frenética danza aeróbica, unen el placer con el ejercicio.

Haga ejercicio Antes de iniciar en una disciplina en particular, es recomendable comenzar practicando una serie de ejercicios fáciles y un programa equilibrado para ponerse en forma progresivamente. Los músculos no llegarán a endurecerse y eso evitará un agotamiento desde la primera sesión, con el riesgo de perder el entusiasmo.

La elección del deporte, además de depender de condiciones prácticas (tiempo disponible, lugar, precio), se debe basar en cierto conocimiento de sí mismo, de los límites, deseos y personalidad.

Cada disciplina apela a cuatro grandes funciones más o menos desarrolladas: movilidad fuerza, resistencia y sociabilidad. Lo esencial es que el momento consagrado al deporte sea una ocasión de descanso, liberación y bienestar.

Ojo con el cuerpo El hecho de consagrar varias horas semanales al cuerpo, en sesiones regulares de ejercicios, no exime durante el resto del tiempo, controlar la manera de sentarse, de agacharse.

Las malas posiciones físicas (desplomarse durante varias horas en una silla), los minitraumatismos que se acumulan durante el día (salto de la cama sin transición, comidas ingeridas a toda prisa, trabajo efectuado de manera precipitada, bloqueo de respiración generalmente sin darse cuenta, etc., son otras tantas cargas que se exigen al cuerpo y que lo llevan a desarrollar compensaciones que se logran con la práctica de algún deporte.

De allí nacen la distensión muscular del sprinter o velocista ocasional o el lumbago de un tenista dominguero.

Por esta razón es fundamental el calentamiento del cuerpo al comenzar una rutina ya sea para gimnasia o para practicar algún deporte, ya que una mala fuerza corporal puede acarrear desde lesiones hasta fracturas y fuertes dolores.

Antes de iniciar cualquier ejercicio tómese el pulso. Esta acción es rápida y simple que indica la calidad de esfuerzo que sufre el corazón. Sin este esfuerzo se puede ir perdiendo la buena forma.

También es recomendable controlar el peso, la presión arterial y observar la capacidad de resistencia corporal durante el primer día de ejercicios y durante avance de los mismos, hasta lograr una armonía entre estos dos factores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.