ESCÁNDALO SEXUAL ACORRALA A BILL CLINTON

ESCÁNDALO SEXUAL ACORRALA A BILL CLINTON

Como una bola de nieve que crece a grandes velocidades, el último escándalo de supuesto adulterio y encubrimiento que involucra al presidente Bill Clinton, y que estalló el miércoles, ha tomado unas dimensiones desproporcionadas en las últimas 24 horas en Washington y en todo Estados Unidos.

23 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Ayer, mientras que el Presidente volvió a negar haber tenido una relación amorosa de año y medio con la ex practicante de la Casa Blanca Mónica Lewinsky, los medios estadounidenses de comunicación se volcaron con frenesí a exprimir la jugosa historia, olvidándose del resto del mundo.

El miércoles en la noche, los presentadores de las tres principales cadenas de televisión, ABC, NBC y CBS, que habían sido asignados a cubrir la visita del Papa Juan Pablo II a Cuba, recibieron órdenes de retornar a Washington, dejando atrás uno de los acontecimientos más importantes de la década.

Y en esta capital, el diario The Washington Post asignó a por lo menos 15 periodistas a cubrir las alegaciones de infidelidad presidencial, en tanto que plasmaba en un editorial la magnitud del caso.

Esta vez es diferente: las alegaciones contra el Presidente son alegaciones de crímenes extremadamente serios. Si son verdad, no se pueden apartar con un simple todo el mundo lo hace , escribió el Post.

De acuerdo a los medios, entre 1995 y 1996 el presidente habría mantenido un affair con Lewinsky, una practicante no remunerada de 21 años, que inicialmente estaba encargada de responder el teléfono y llevarle faxes al Presidente, y que más tarde fue contratada por la Casa Blanca y el Pentágono.

La gravedad del caso radica en que Clinton podría ser procesado por perjurio y obstrucción a la justicia, con la posibilidad de tener que dejar la Casa Blanca en caso de ser encontrado culpable. Desde el Congreso, algunos legisladores republicanos de oposición ya vaticinan que Clinton será derrocado por la justicia, pero los analistas aseguran que aún es demasiado prematuro para hablar de impeachment (remoción del cargo).

Según unas grabaciones filtradas a la prensa, Lewinsky le habría dicho a una compañera de trabajo en el Pentágono, Linda Tripp, que el presidente Clinton y su amigo personal Vernan Jordan, le suplicaron que mintiera bajo juramento sobre su supuesta relación amorosa con el Mandatario.

Clinton y Jordan niegan haber hecho esa solicitud. Voy a reiterar que las acusaciones son falsas, nunca he pedido a nadie que no dijera la verdad , dijo ayer Clinton.

Al testificar recientemente en el caso de acoso sexual de Paula Jones, Lewinsky negó cualquier enredo amoroso con el Presidente. Las famosas grabaciones, de 20 horas de duración (ver recuadro), fueron realizadas en secreto por Tripp durante los últimos 18 meses, siendo ella una mujer de dudosa credibilidad que se amparó en las grabaciones para salvar su propio pellejo en el caso Jones.

El pasado 12 de enero, Tripp le entregó los 17 casetes al fiscal independiente Kenneth Starr.

A su vez, Starr ordenó la semana pasada al Buró Federal de Investigaciones (FBI) hacer una última grabación encubierta, en la que Lewinsky corroboró que Clinton le había pedido mentir sobre su romance para no perjudicarlo en el proceso civil por acoso sexual instaurado por Paula Jones.

Ayer se conocieron nuevos detalles del caso. Según el Post, al atestiguar el sábado pasado en el caso Jones, Clinton reconoció haberle dado algunos regalos a Lewinsky, incluido un vestido.

Y aunque el Presidente da regalos con frecuencia, afirmó el ex asistente personal de Clinton, George Stephanopoulos, es difícil explicar por qué le envía un vestido a una asistente.

También se informó que Clinton habría dejado varios mensajes telefónicos en el contestador personal de Lewinsky, aunque se desconoce la veracidad de esa información o el contenido de los mensajes.

Ante las aparentes evidencias, el viernes pasado la justicia ordinaria estadounidense dio luz verde al fiscal Starr para ampliar e incluir en la investigación de Whitewater el caso Lewinsky .

Acorde a ese permiso, el miércoles el fiscal Starr envió una extensa citación a la Casa Blanca, en la que solicita, entre otras cosas, los listados de las entradas y salidas de Lewinsky a la residencia presidencial. De acuerdo a la prensa, Lewinsky visitó en varias ocasiones la Casa Blanca después de que dejó su cargo allí para ir a trabajar al Pentágono.

En los últimos dos días, la televisión se ha encargado de transmitir innumerables análisis de diferentes personalidades. Si él (Clinton) no nos está diciendo la verdad, creo que las consecuencias serán astronómicas , aseguró a la cadena NBC la ex vocera de Clinton en la Casa Blanca Dee Dee Myers.

Cuando apenas acababa de ser exonerado por la supuesta financiación ilícita de su campaña, el nuevo escándalo sexual ha vuelto a poner al Presidente contra la pared.

Cree usted que el presidente Clinton Cometió adulterio con Mónica Lewinsky Sí 52% No 39% No sabe No responde 9% REVIVE UN FANTASMA El presidente Bill Clinton no logra enterrar sus fantasmas. Ayer, en medio de la turbulencia creada por su nuevo lío de faldas , resucitó Jennifer Flowers, una ex cantante de cabaret que en enero de 1992, durante la primera campaña presidencial de Clinton, aseguró que tuvo una relación de doce años con el entonces futuro jefe de Estado.

Según el diario Washington Post, Clinton habría reconocido el sábado pasado, durante una declaración preliminar en el caso sobre acoso sexual contra Paula Jones, que efectivamente había sostenido una relación extramatrimonial con la Flowers.

Clinton hasta ahora ha negado la existencia de dicha relación aunque en su momento reconoció que en su vida conyugal no siempre había sido perfecto .

El asunto Flowers fue un duró golpe para el entonces Gobernador de Arkansas que hasta ese momento tenía el camino allanado hacia la presidencia.

Flowers, al parecer sobornada por el partido republicano había revelado en una entrevista dada al semanario Star que había sido amante de Clinton pero que no había destapado el romance para no perjudicar al Gobernador.

En su momento, Hillary y Bill Clinton dieron una rueda de prensa en la que admitían la amistad con la Flowers pero negaban que existiera algo más allá. Esta aparición de la pareja, cerrando filas entorno al asunto, fue, según los expertos, lo que hizo que el público estadounidense minimizara el incidente y eligiera a Clinton presidente en el 92.\ SEXO, MENTIRAS Y....\ La revista Newsweek reveló ayer parte del contenido de unas explosivas conversaciones en las que Mónica Lewinsky le cuenta a una amiga sobre su presunta relación con el presidente Bill Clinton.\ La revista tuvo acceso a 90 minutos de las casi 20 horas de diálogos privados de la joven, grabados por Linda Tripp, una de sus colegas del Pentágono, quien actuó en complicidad con la CIA.\ En la grabación, Mónica Lewinsky se oye desesperada (...) habla espontáneamente de lo que sugiere ser una relación sexual con el Presidente y expresa su angustia de quedar implicada en el caso Paula Jones , afirma el semanario.\ La joven evoca además la existencia de cartas y regalos intercambiados con Clinton, y muestra su temor de que caigan en manos de la justicia.\ Newsweek afirma haber obtenido de una empresa postal los recibos de nueve paquetes enviados por Lewinsky a Bill Clinton entre octubre y diciembre de 1997.\ Según Tripp, la joven le habría indicado que se trataba de cartas y de un casete con declaraciones de carácter sexual.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.