APRETÓN AFECTARÁ A LA ESCUELITA Y A LA PRESIDENCIA

APRETÓN AFECTARÁ A LA ESCUELITA Y A LA PRESIDENCIA

Los habitantes del municipio de San Jacinto del Cauca, en el departamento de Bolívar, que estaban esperando recursos por 190 millones de pesos para iniciar la construcción de un centro hospitalario, se pueden ir olvidando, por ahora, del proyecto.

24 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Igual sucede con la construcción de un colegio en el corregimiento de Caracolí en la Guajira, o la construcción de la cancha de fútbol en el municipio de Pivijay en Magdalena, o el acueducto de Fómeque, o la puesta en marcha del programa de vivienda de interés social en el municipio la Concordia, en el departamento de Antioquia, obras regionales que quedarán postergadas este año.

Estos son apenas unos pocos ejemplos de los más de 2.500 proyectos a nivel nacional que deberán aplazarse o suspenderse como consecuencia de la difícil situación de las finanzas del Estado.

Se puede decir que muchas veredas, municipios y departamentos del país se verán afectados por el apretón fiscal ya que pequeños proyectos que van desde distritos de riego, mejoramiento de vías, construcción de puentes, puestos de salud o escuelas no podrán llevarse a cabo por el recorte en gastos que ascenderá a 875.000 millones de pesos de los cuales la mayoría de recursos, 535.0000 millones serán en inversión.

La labor del equipo técnico del Ministerio de Hacienda para efectuar el ajuste en el presupuesto del presente año fue milimétrica ya que cobijó a más de 100 entidades oficiales.

Ajuste a todo nivel Ni la Presidencia de la República se escapará del apretón. En el decreto de 203 páginas expedido el pasado fin de semana por el Ministerio de Hacienda se contempla un recorte en los gastos por 4.714 millones de pesos de los cuales 54 millones estaban destinados a la restauración de la Hacienda Hato Grande y 25 millones para el mantenimiento de la casa de Huéspedes Ilustres en Cartagena.

En el sector defensa se frenará la construcción de un batallón en el Vaupés así como la adquisición de equipos de transporte, o la ampliación de la sede del DAS en Paloquemao cuyo costo ascendía a 850 millones de pesos.

Y como si fuera poco los desplazados tendrán que poner otra cuota de sacrificio ya que el recorte afecta 200 millones de pesos que estaban contemplados para la adquisición de un lote para la reubicación de las personas que están viviendo en zona de alto riesgo en el municipio de Cereté.

El Gobierno sostuvo que en la actual coyuntura económica es necesario aplicar todas las medidas encaminadas a mantener la tasa de cambio dentro de las metas fijadas y evitar un incremento de la tasa de interés que afecte el crecimiento económico. De ahí que sea necesario adoptar las medidas de austeridad fiscal para poner el gasto público en cintura.

Pero el apretón no se quedará ahí: el ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, ya anunció decisiones encaminadas a frenar el despilfarro de recursos en las entidades públicas y restringir la contratación de funcionarios por fuera de las plantas de personal.

En materia salarial la propuesta está encaminada a fijar un incremento del 14 por ciento ponderado en los salarios públicos para el año entrante.

El segundo paquete de medidas se conocerá en los próximos meses y tendrá como fin frenar el crecimiento desbordado de los gastos en 1999.

Es decir, que la austeridad ya llegó y será para todo el mundo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.