CASTRO, SIN RIVALES

CASTRO, SIN RIVALES

Estella Castro es una atleta desconcertante. Hace poco, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, tuvo una actuación discretísima en los 5 y 10 mil metros. En la primera prueba apenas alcanzó a terminar, mientras que en la segunda tuvo que retirarse.

24 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Una reciente operación de varices en la pierna izquierda fue la causa para que la cundinamarquesa no aportara sus acostumbradas medallas.

Por eso, pocos pensaban que Castro se animara ayer a competir en la Ciudad de Bogotá. Sin embargo, ahí estaba en la línea de salida. Sonriente. Y si estaba parada en la salida, era porque sabía que podía ganar. Y ganó.

La cundinamarquesa, por novena ocasión consecutiva, fue la mejor en la Ciudad de Bogotá. Sus escoltas fueron las de siempre: Iglandini González y María Eugenia Rodríguez. A González le sacó un minuto y 38 segundos. La boliviana Tania Poma y la keniana Grace Chabet apenas fueron sexta y séptima.

Lo que pasó en los Centroamericanos fue más sicológico que otra cosa. Ya estoy más recuperada y por eso pude ganar , dijo Castro tras recibir el cheque de un millón ochocientos mil pesos destinado para la ganadora.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.