Secciones
Síguenos en:
OTRA FASE DE LA FARSA

OTRA FASE DE LA FARSA

De las elecciones realizadas en Cuba el 24 de febrero pasado, para elegir popularmente por primera vez la Asamblea Nacional de Diputados, se sabía en verdad que el voto de los ciudadanos había sido directo y secreto, pero condicionado a la circunstancia del partido único y a candidatos previamente aprobados por el Comité Central del P.C.C. Es decir, sin escapatoria. Más lo que solo ha venido a saberse ahora es que el 20 y el 30 por ciento de los electores anularon sus votos o inscribieron un no rotundo a las pretensiones oficiales. Sea de ello lo que fuere, lo cierto es que la recientemente constituida Asamblea Nacional reeligió por enésima vez a Fidel Castro como Presidente del Consejo de Estado, el máximo organismo ejecutivo de Cuba. Por otros cinco años Castro detentará ese poder incuestionable. Con la circunstancia adicional de que no solo es dueño del Consejo de Estado sino que es, simultáneamente, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Primer Secretario del Partido Comunis

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.