MARÍA EMMA MEJÍA

MARÍA EMMA MEJÍA

Y qué nos puede generar noticia? : Mejía

18 de mayo 1998 , 12:00 a.m.

El 27 de septiembre de 1953 don Luis Mejía sufrió una desilusión: el último de sus hijos no nació varón. Esperó nueve largos meses para darle a su padre, el gran patriarca paisa Gonzalo Mejía, el impulsor de la carretera al mar, uno de los pioneros de la aviación en Colombia y quien patrocinó una de las primeras películas antioqueñas un visionario y berraco nieto .

Y no. Pasó todo lo contrario. Nació una niñita flaca, débil y de ojos saltones. Sin embargo, 45 años después, ningún varón ha podido superar los éxitos alcanzados por María Emma Mejía, a través de su vida política.

La hoy aspirante del Partido Liberal a la Vicepresidencia de la República fue la típica niña rica de la sociedad antioqueña: vivió en Laureles, disfrutó su finca en Rionegro, posó para comerciales de Coltejer, fue a curso de intercambio a Estados Unidos, inició comunicación social en la Bolivariana y sin terminar disfrutó de año sabático en Londres. Allí trabajó en el consulado, estudió cine, dirigió dos películas a los 23 años y trabajó en la poderosa cadena radial BBC.

A su regresó a Colombia, en 1976, Fernando Gómez la nombró asistente de Bernardo Romero Pereiro. Se casó con Lucas Caballero, el hijo del columnista Klim, dueño de una de las ganaderías más prestigiosas del país.

El entonces presidente Belisario Betancur quedó impresionado con una de sus películas Ana Lenoit . Al final de la presentación, Betancur le dijo a su ministra de Educación, Noemí Sanín: No es esta la directora de Focine que necesitamos? . Al otro día, María Emma estaba al frente de esa entidad.

Las opiniones están divididas entre quienes siguieron su labor como directora de Focine. Unos aseguran que su administración fue la de mayor apoyo estatal a la industria cinematográfica del país. Otros dicen que favoreció económicamente a un puñado de productores amigos .

En la política Cuando salió de Focine surgió el interés de Mejía por la política. Se identificó con las ideas de Luis Carlos Galán. Tras el magnicidio se fue a trabajar a la campaña de César Gaviria. Su primer gran desafío fue la Consejería Presidencial para Medellín.

Más que un reconocimiento de Gaviria hacia la Secretaria General de su campaña ese nombramiento dejó un mal sabor entre los amigos de Mejía: la capital antioqueña era noticia de primera plana por las bombas, el reinado de Pablo Escobar y los problemas de las comunas, entre muchos otros.

Así las cosas, cuando todos creían que Mejía iba a renunciar al poco tiempo decidió ir más allá del carro oficial y el chofer: contrariando las advertencias del DAS, subió a las comunas y trabajó por la rehabilitación de los jóvenes sin futuro. No fue fácil, pues a los paisas les olía mal todo lo que provenía del gobierno central.

Hizo tan bien su tarea que Gaviria la premió con la embajada en España. Allí sucedió a Ernesto Samper. En plena crisis política, cuando varios embajadores anunciaban que se bajaban del barco de Samper, María Emma se quedó y en agradecimiento éste la nombró Ministra de Educación.

Uno de los secretos que le ha dado mayor resultado a María Emma es no interrumpir programas de sus antecesores sino impulsarlos. En esa cartera continuó los programas de Arturo Sarabia.

La canciller Pero si en estos cargos Mejía demostró tener temple sus amigos quedaron estupefactos cuando aceptó ser canciller de un Presidente al que el país más poderoso del planeta le negaba la visa. Ese día Samper le dijo: María Emma Mejía, a partir de este momento, tu vas a ser la cara bonita de Colombia ante el mundo .

A pesar de las carreras diplomáticas, Mejía no abandonó el gimnasio, la oblea sin dulce, el maní salado ni el agua con limón. Su ropero comenzó a crecer más y más. Y así salió a recorrer el mundo en el peor momento de la diplomacia nacional.

Quienes trabajaron con ella dicen que es ordenada, que tiene memoria fotográfica y que es tan diplomática que regaña con una sonrisa.

Los domingos en la tarde repasaba su libreta de compromisos y llamaba a sus colaboradores a las casas para recordarles sus tareitas . Al día siguiente, en la reunión de coordinación que más parecía un consejo de redacción de un periódico, exigía resultados e iniciaba con una pregunta y esta semana qué nos puede generar noticia? Cuando la marea política contra Samper ya había bajado y se vislumbraba para ella un apacible futuro en alguna embajada o en la Universidad de Harvard, donde anunció que se iba a estudiar, aceptó ser fórmula de Horacio Serpa.

Hasta el momento, María Emma Mejía ha sido monedita de oro . La pregunta es si podrá llegar al 7 de agosto con esa misma condición.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.