FIESTA NACIONAL

Un día antes de festejar el 209 aniversario de la Revolución Francesa, París amaneció ayer embriagado de júbilo por el triunfo en la Copa del Mundo de fútbol, pero bajo un fuerte aguacero.

14 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Dios está con nosotros , dijo el entrenador Aime Jacquet, quien ya se mostraba alegre antes del partido que Francia ganó a Brasil 3-0, al ver como brillaba el sol con fuerza en la noche dominical (por esta época del año oscurece solo dos horas antes de la madrugada), tras más de una semana de cielo gris y frío.

El excepcional tiempo ayudó a la victoria francesa, su primera en la historia de los mundiales, y a la posterior celebración popular.

Pero el lunes, como un cómplice, trajo de nuevo frío y agua para colaborar con el sueño de quienes no tenían que ir a sus trabajos y apenas se acostaron en las primeras horas de la mañana.

Y es que en muchos centros de trabajo de Francia se aprovechó para hacer puente y unir el domingo con la fiesta nacional francesa, que se celebra hoy.

El triunfo quiso ser aprovechado por políticos extremistas como el presidente del partido del Frente Nacional, Jean Marie LePen, quien puso la fiesta popular para festejar el triunfo como una muestra de la unidad y el nacionalismo francés.

Pero, la prensa señaló que la victoria había sido el triunfo de una sociedad multirracial e internacional como la francesa.

Incluso varios periodistas recordaron que los últimos goles que llevaron a las victorias ante Croacia y Brasil los anotaron Lilian Thuram, nacido en Guadalupe, y el astro Zinedine Zidane, hijo de inmigrantes argelinos.

Reacción diplomática La victoria del seleccionado francés en la Copa del Mundo de fútbol es un homenaje a una Francia pluricultural, afirmó el embajador francés ante la ONU, Alain Dejammet.

Es un reconocimiento a la hospitalidad dada por Francia a muchas culturas , dijo a la prensa el representante francés al referirse al origen extranjero de muchos de los jugadores del equipo que el domingo derrotó 3-0 a Brasil por la final del Mundial La extrema derecha francesa denunció que pocos jugadores eran de origen francés, para tratar de alimentar una campaña contra la inmigración.

Mientras tanto, la prensa francesa afirmó que el triunfo supera el marco puramente deportivo, pues va a dar a los franceses confianza en sí mismos, ambición y unidad.

Antes incluso de que el árbitro silbara el final del partido, Francia había ganado algo más precioso que una simple Copa, aunque sea del Mundo: una imagen en el espejo bella y firme , subraya el diario conservador Le Figaro.

El diario Libération (izquierda) subraya que la consagración del grupo mentalizado para ganar por Aimé Jacquet (el seleccionador) se une a la esperanza de salir del largo túnel de la depresión económica, y a la necesidad de escapar a la grisácea rutina cotidiana .

L Equipe (diario deportivo) afirma que en adelante todo será distinto pues Francia entró el domingo en el restringido círculo de las naciones que han ganado la Copa del Mundo de fútbol .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.