IBAN A ENTREGARLO A LAS FARC

IBAN A ENTREGARLO A LAS FARC

Al ganadero Manuel Guillermo Herrera Parrado lo iban a entregar al frente 53 de las Farc y que cada uno de los secuestradores iba a recibir, por su captura, tres millones de pesos.

20 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Esa es la versión que entregó uno de los plagiarios a las autoridades, según reveló una fuente a Llano 7 días, después del frustrado secuestro en el que fallecieron el ganadero Herrera Parrado, el agente de la Policía, Hernando Alberto Camacho y el secuestrador, Andrés Guillermo Rey Pulido.

Así mismo, las investigaciones de los organismos de seguridad han permitido establecer que los secuestradores eran cinco jóvenes que vivían en la segunda y cuarta etapas de la Esperanza y que no tienen antecedentes sobre hechos similares.

Aun cuando se ha especulado que los secuestradores del ganadero hace parte de una banda de atracadores de motos en Villavicencio, los organismos de investigación judicial no han corroborado esa información pues no hay denuncias que los comprometan.

El grupo de los plagiarios del ganadero estaba integrado por jóvenes de entre 20 y 25 años de edad: Andrés Guillermo Rey Pulido, quien falleció; Juan Carlos Garzón, Leonel Ospitia Huelgos, estos dos últimos capturados, y otros dos hombres que lograron huir.

Se entregó implicado Por otro lado, la tarde del viernes, Hans René Fonseca Reita, de 24 años de edad y que fue vinculado al secuestro del ganadero, se entregó ante la Fiscalía Regional de Oriente.

Entre tanto, un cuarto individuo que al parecer también participó en el plagio, fue identificado como Mauricio Ricardo, quien se encuentra huyendo.

Andrés Rey, quien falleció durante el enfrentamiento con las autoridades, es uno de los más conocidos, por su participación en el equipo Villavicencio Fútbol Club.

También hizo parte de la selección Meta sub-23 que participó en el hexagonal final nacional en Medellín el año pasado, y fue instructor de micro fútbol en el colegio Espíritu Santo.

El presidente del Villavicencio Fútbol Club, Dagoberto Portela, afirmó que lo que le ocurrió a Andrés es un accidente en la vida, pues tiene la certeza que era un buen muchacho. Estaba enfrentando la vida como muchos pelados de la sociedad, con alguna incertidumbre e inquietudes .

Prosiguió el dirigente deportivo, era un buen hijo, un buen hermano y un buen padre , tenía dos hijos. Era leal, solidario y como persona era sencillamente increíble, pero no puedo precisar porque razón se enredo en eso .

El señor Portela así mismo aseguró que conoce a la mayoría de los muchachos que resultaron involucrados en el secuestro y asesinato del ganadero Herrera Parrado, y en su mayoría son buenos muchachos, de familias respetables de Villavicencio.

En forma desafortunada encontraron una mala amistad o una mala asesoría y es sencillamente extraño que esto hubiera ocurrido y más que preocupado estoy extrañado, aseguró, el dirigente deportivo.

Otras personas que lo conocieron, especialmente en el ambiente deportivo, dicen que era de temperamento díscolo o indócil, e inclusive tuvo inconvenientes disciplinarios en algunos de los conjuntos en donde jugo. En 1996 cuando hizo parte del equipo del Meta en los juegos nacionales intentó agredir a don Gilberto Gómez Herrera, presidente de la liga de Fútbol del Meta.

Por su parte, Juan Carlos Garzón, según las autoridades, es uno de los jefes de la banda y prestaba sus servicios como escolta privados a un ciudadano particular en la ciudad de Medellín.

Vínculos con Medellín Entre tanto, Leonel Ospitia Huelgos era administrador de un finca, mientras que Ricardo Mauricio es el menos conocido entre los vecinos de La Esperanza y habría resultado herido después del enfrentamiento con la Policía, en Caños Negros.

La mayoría de este grupo de jóvenes, en los últimos meses, viajaban seguido a la ciudad de Medellín y extrañamente, se le había visto en motocicletas de gran cilindraje y vestidos con prendas de marca, e incluso alguno de ellos consumía sustancias alucinógenas.

De acuerdo a las indagaciones que han realizado los organismos judiciales este era el primer intento de secuestro que realizaban.

Los cinco secuestradores del ganadero serían vinculados penalmente por la Fiscalía Regional de Oriente por los delitos concierto para delinquir, secuestro, homicidio doble, hurto de vehículo, ataque a funcionario público, porte ilegal de armas y uso de arma oficial, por lo que cada uno podrían ser condenados a más de 40 años de prisión.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.