NO HUBO NEGOCIACIONES POR DEBAJO DE LA MESA

NO HUBO NEGOCIACIONES POR DEBAJO DE LA MESA

Su proclamación como candidato oficial del liberalismo está cantada desde hace varios días. Pero, como buen político, él dice que no sabe qué va a ocurrir hoy y que acogerá la decisión final que adopte la colectividad.

25 de enero 1998 , 12:00 a. m.

En diálogo con EL TIEMPO, Serpa insistió en la legitimidad de la convención de hoy y en la inconveniencia de la consulta. De la primera, dijo, es estatutaria y tiene entre sus funciones la de escoger al candidato oficial del partido. De la segunda, insistió en que siempre primó el interés de hacerla, pero por circunstancias legales fue imposible llevarla a cabo.

Nunca me opuse a la consulta, lo que pasó fue que en primer lugar se convino que se hiciera el 26 de octubre de 1997 y el Consejo Electoral dijo que no era posible al tenor de la ley. Hubo acuerdo para que fuera el 8 de marzo y el Consejo volvió a argumentar razones jurídicas porque no podía coincidir la consulta con elecciones ordinarias , dijo Serpa.

Aclaró que a lo que siempre se opuso fue a la consulta del 15 de febrero por costosa, inconveniente e improcedente.

No me doy por elegido de nada , dice, y acto seguido fustiga a quienes critican la legalidad de la asamblea y los insta a que presenten argumentos serios y contundentes antes de descalificarla.

Frente a la posibilidad de que hoy voces liberales propongan la primera vuelta como una especie de consulta, Serpa dijo: Yo la promoví durante seis meses y nadie me prestó atención; me gusta que ahora haya interesados en ese procedimiento. Yo estoy dispuesto a hacer el procedimiento que se considere conveniente. No voy a presionar nada en la convención, y permítame que sea algo petulante, pero, según las realidades del partido, cualquier procedimiento que escojan me sirve .

No le preocupa quedar rotulado como el candidato de la maquinaria liberal , pues dice que ese término y otros como clientelismo y manzanilla son los que utilizan sus contradictores políticos para golpearlo.

Serpa llega a la convención con el camino despejado, pues es previsible que su único contendor, Juan Guillermo Angel, termine renunciando en la asamblea de hoy.

Otros tres precandidatos renunciaron de manera consecutiva, lo que para Serpa no significa, como muchos lo señalaron en su momento, que haya habido negociaciones por debajo de la mesa para garantizar su propia aspiración.

Eso no tiene por qué considerarse inconveniente. Estoy sorprendido de que digan que es una convención serpista , porque Serpa tiene amigos en la convención; pues claro que los tengo y aspiro a tenerlos en el país para ganar las elecciones. Eso es malo? Ilegal? Irreglamentario? , se preguntó.

De la renuncia del ex designado Juan Manuel Santos, con quien sostuvo el mayor número de controversias, dijo que la respetaba, pero aclaró que jamás hubo ofrecimientos ni negociaciones con él para conseguir un acercamiento entre las dos campañas.

Tal vez amigos comunes sí hicieron gestiones para conseguir la unidad, pero en las reuniones que sostuvimos él y yo jamás se habló de esos temas particulares. Sólo de paz .

Con una risa sarcástica y queriendo minimizar su importancia, Serpa se refirió a la convención paralela o rebelde como una paparrucha .

Hoy va a estar reunido el 95 por ciento del liberalismo en su convención; lo demás es una mera paparrucha , una manguala de la peor condición. Los invito a que miren quiénes son los que participan en la convención para que se den cuenta que son los voceros de la colectividad , expresó.

No , responde, enfático, cuando se le sugiere si hay algún ex Presidente interesado en ponerle palos a las ruedas de su candidatura.

Finalmente, el precandidato liberal se refirió al Toconser o gavilla que se estaría consolidando para minar sus aspiraciones.

Se inventó él el Toconser?, lo perjudica tanto como pretende mostrar?; no será que en el fondo lo favorece aparecer como víctima de una gavilla para usar sus propias palabras? Su respuesta no es clara. Prefiere no aclararlo. Lo que pasa es que yo no les pido cuartel. Simplemente asumo mis responsabilidades como candidato a la Presidencia; estoy luchando por la nominación del partido y voy a hacer todos los esfuerzos por ganar la Presidencia a pesar de la manguala que ellos tienen , dijo.

Más que decir que hay un Toconser o una gavilla, la estoy sintiendo. Toconser existe, todos los días siento sus banderillas, sus calumnias, sus mentiras y, sencillamente, doy la pelea , concluye.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.