LA DELINCUENCIA URBANA:

LA DELINCUENCIA URBANA:

22 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Mal de muchos no es consuelo de tontos, sino crisis. Y es una crisis social profunda la que viven la mayoría de las ciudades del mundo, debido a la inseguridad y al malestar que provoca el constante aumento de la delincuencia urbana.

No es consolador que Bogotá, como las demás capitales de Colombia, caiga dentro de esta crisis urbana de fin de siglo. Para el caso del Distrito Capital, en el último año se han disparado los índices de atracos callejeros en forma impresionante. Ya es imposible salir a la calle después de las siete de la noche, e inclusive da miedo hacerlo de día.

Sin embargo, no se trata de una crisis insuperable, como podemos verlo por el caso de Nueva York, que hasta no hace mucho era una de las ciudades más peligrosas del planeta y hoy es una de las más seguras, gracias a la gestión del alcalde Giuliani, que ha sabido ejercer esa positiva mezcla de autoridad con reformas sociales profundas. Es un ejemplo que bien merece ser imitado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.