SE ENREDÓ EL APRETÓN FISCAL

SE ENREDÓ EL APRETÓN FISCAL

La crisis de las finanzas públicas tocó fondo. Ayer el gobierno les tuvo que pedir prestados a los inversionistas 51.630 millones de pesos para pagar las nóminas de diferentes entidades oficiales.

21 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Estos recursos fueron respaldados mediante la emisión de títulos de deuda interna, por los cuales la Tesorería Nacional se vio obligada a reconocer mayores intereses.

Y eso no es todo. El anunciado recorte presupuestal de un billón de pesos está enredado por los compromisos que dejó la anterior administración. Por ahora, el presupuesto de este año será reducido en 800 mil millones, en tanto que los otros 200 mil millones se suprimirán mediante ajustes de caja en entidades descentralizadas.

Pero el apretón tiene más enredos. Como los congresistas se niegan a ceder terreno en materia burocrática, el gobierno tomó la decisión de cargarle la mano a la inversión. Allí dejará sin respaldo proyectos por 600 mil millones de pesos, en tanto que a los gastos de funcionamiento solo les quitará 200 mil millones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.