PUERTO CARREÑO ESTÁ CON EL AGUA AL CUELLO

PUERTO CARREÑO ESTÁ CON EL AGUA AL CUELLO

La noche del sábado 27 de junio, doña Eucaris Galindo vio como el nivel del agua que anegaba su vivienda fue subiendo sin atender las súplicas que ella elevaba a la virgen María.

07 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Finalmente doña Eucaris y sus tres pequeños hijos de 4, 6 y 13 años tuvieron que levantarse a las dos de la mañana, conseguir unos toneles, canastas de gaseosa y mesas en las cuales pusieron un colchón y los pocos enseres que poseen.

Desde ese día, encima de una mesa, que a duras penas puede sostener la mitad del colchón, doña Eucaris pasa todas las noches esperando que el nivel del agua no suba más y que los ladrones no lleguen a robarse lo poco que poseen.

Porque si uno deja la casa sola, por la noche vienen y se roban el zinc y lo poco que uno tiene. A don Alberto, el señor de aquí al lado, una noche se fue para un albergue y al otro día cuando regresó no encontró sino los ladrillos , relató doña Eucaris.

La casa de tres habitaciones en obra negra, dos bombillos y con malos olores (10 días después de la inundación), pues el agua del río se mezcla con la de los pozos sépticos, refleja la tristeza de los tres niños que viven y ven pasar los largos días y noches con el agua a la cintura.

Es Nidia, la hija menor de cuatro años, quien muestra las huellas de vivir entre el agua. Con sus pequeñas manitos Nidia enseña una llaga que tiene en la rodilla derecha, y otra en el muslo , y otra en el gemelo de la pierna izquierda, y otra por aquí señor ... mientras con sus manos comienza a desabrocharse la correa de la sandalia para mostrar otra llaga en el tobillo.

Esas mismas llagas son las que tienen gran parte de los damnificados de Puerto Carreño, que llevan 10 días viviendo entre el agua. Doña Eucaris dice que desde hace ocho años que llegó a vivir a la casa es la primera vez que ve una inundación de esta magnitud.

Otras veces el río llegaba hasta la esquina -su vivienda está a 50 metros de ella- pero de ahí no pasaba, y ahora me inunda la casa y yo no sé qué hacer , dice.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.