Secciones
Síguenos en:
NO TODO LO QUE BRILLA ES...

NO TODO LO QUE BRILLA ES...

Un hábil juego de manos, un fuerte poder de convicción y un incauto llevado por la ambición son los únicos elementos que se deben conjugar para que los embaucadores del oro consigan clientes.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Ya, el pasado 4 de agosto, este diario había alertado a la ciudadanía sobre varios casos de personas que habían comprado supuestas guacas halladas en cementerios indígenas, que no pasaron de ser simples trozos de plomo pintados de dorado.

Alertada también por estos casos y guiada por los informes de varios ciudadanos, la Policía sorprendió a un supuesto campesino que hacía parte de una organización de unos 10 delincuentes dedicados a vender guacas con precios por debajo del mercado.

El hombre retenido en la plaza de Tunjuelito, según el informe policial, ofrecía como oro legítimo un cargamento de plomo a un grupo de personas, cuando una patrulla de cinco agentes lo sorprendió.

El coronel Mario Gutiérrez, jefe de la Sijín, afirmó que las denuncias recibidas le hacían suponer que las estafas ocurrían por la ambición de la gente. Uno no puede negociar con quien no conoce , recordó Gutiérrez.

El hombre, que fue retenido la semana pasada, según la Sijín, es oriundo de El Líbano (Tolima) y para engañar a sus víctimas compraba el plomo y lo pintaba con un compresor que le permitía darle el color igual al del oro que originalmente se expende en el Banco de la República.

El retenido, que estaba esposado y aparecía al lado de un gran recipiente lleno de pepas pintadas, negó las acusaciones en su contra y dijo que todo era un montaje.

Según el coronel Gutiérrez, la unidad a su mando ha recibido 10 denuncias de personas que negociaron con los supuestos campesinos por sumas cercanas a los 100 millones de pesos.

Uno de los miembros de la patrulla afirmó que en un solo negocio, varias víctimas compraron 16 libras por 30 millones de pesos y otros invirtieron hasta 13 millones para lo cual hasta empeñaron el carro.

Después, muy contentos, los compradores le entregaron el oro a un experto que tomó la mercancía y le echó ácido para probar su autenticidad. Enseguida se dio cuenta que era plomo pintado. Los estafados fueron a Sopó y Bojacá, pero no había rastro de los vendedores de tesoros , dijo el agente.

La Sijín informó que sigue tras la pista del resto de los integrantes de la banda y que cualquier información sobre este caso se puede reportar a los números 112, 3 410417 y 3-411984.

Paquete chileno La habilidad de los estafadores no se limita a engañar a compradores inexpertos. Varios informes de la Policía Metropolitana han reportado diversos casos donde incluso los supuestos campesinos robaron a dueños de compraventas.

Para las autoridades, la ocurrencia de estas estafas tiene que ver con la técnica y habilidad de los que quieren atraer a muchos compradores. Para tal fin, se valen del truco del llamado paquete chileno que no es otra cosa que un hurto mezclado con teatro, cuentería, disfraces, discurso y viveza.

El truco consiste en despertar la codicia de las personas para hacerlas creer que tienen todo a su favor en la realización de un negocio. Para cumplir con este objetivo, los especialistas de este artificio se transforman en ejecutivos descuidados, apuradas secretarias y hasta -como en este caso- campesinos con suerte.

Y para que no le pase a usted, recuerde que las múltiples historias que se han conocido en torno a este caso tienen por lo general un comienzo similar: Unos campesinos que encontraron una olla llena de oro cerca a un cementerio indígena me ofrecieron...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.