LA POLICÍA DE ECUADOR MATA A COLOMBIANO

LA POLICÍA DE ECUADOR MATA A COLOMBIANO

Las autoridades colombianas investigan la violación del territorio nacional, en la vereda San Francisco, jurisdicción de Carlosama (Nariño), por parte de una patrulla de policía de Ecuador que pasó la frontera y dio muerte a un presunto asaltante. La víctima fue identificada como Duberly Cuéllar Vargas, de San Martín (Meta), quien herido en el antebrazo izquierdo llegó a pedir ayuda a la casa del campesino José Raúl Martínez.

17 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

Detrás de Cuéllar Vargas, quien estaba armado de una metralleta, llegó la patrulla de la policía ecuatoriana con sede en Tulcán. La vivienda de Martínez está a 1.700 metros de la línea que separa a Colombia con Ecuador y a cuatro kilómetros del casco urbano de Carlosama.

Los policías llegaron a la vivienda y sin dar explicación alguna entraron a la fuerza y desalojaron a quienes se encontraban allí. Fue entonces cuando se escucharon tres disparos --contó uno de los testigos--. Los policías salieron y querían llevarse el cadáver del hombre .

Sin embargo, la inesperada aparición de Mesías Ismael Arellano, alcalde de Carlosama, y el policía colombiano Manuel Antonio Burbano, impidió que el cuerpo de Cuéllar fuera sacado.

Los uniformados ecuatorianos regresaron a su país y se llevaron el arma que portaba Cuéllar, quien según ellos intentó, con otros tres hombres, rescatar a un preso colombiano de la cárcel de Tulcán.

El incidente fue puesto en conocimiento --por parte del cónsul colombiano en Tulcán, Isaac Gaviria-- del embajador de Colombia ante el gobierno del Ecuador, Gustavo Castro Guerrero, y de la Dirección de Soberanía Nacional del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Al practicarse el levantamiento del cadáver de Cuéllar, las autoridades encontraron que presentaba una herida de bala en el antebrazo izquierdo y tres en la cabeza. Entre los testigos que confirmaron la muerte de Cuéllar, en estado de indefensión, se encuentran los ciudadanos José Raúl Martínez, propietario de la vivienda, Marlene Benavides y Mercedes del Rocío Arellano.

Para comprobar las denuncias llegaron a San Francisco el coronel Carlos Castillo, comandante de la policía en la Provincia de El Carchi, y el teniente coronel Mario Segovia Cárdenas.

Las autoridades de Tulcán señalaron que cuatro hombres --entre los cuales habría estado Cuéllar-- incursionaron en la cárcel el lunes pasado al mediodía con el propósito de liberar a uno de los reclusos. Allí se encuentran 110 sindicados, en su mayoría de narcotráfico. En los últimos ocho meses se han registrado seis intentos de asaltos a este penal, los cuales han sido repelidos por los guardias.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.