CUANDO ESTUDIAR ES DEJAR EL HOTEL MAMÁ

CUANDO ESTUDIAR ES DEJAR EL HOTEL MAMÁ

El deseo de llegar a la universidad es tal vez el aliciente más grande con el cual los estudiantes de los últimos años de bachillerato se consuelan para soportar un año más de estudio.

26 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Pero cuando este paso implica, además, cambiar su casa, sus amigos, sus familias y trasladarse a otra ciudad, el asunto se vuelve más complejo. Si bien, al comienzo el hecho de vivir solo emociona y hasta produce alegría, ninguno de ellos se imagina todas las cosas nuevas que esto conlleva.

Por ejemplo: cuánto les cuesta a padres y/o hijos mantenerse, educarse y divertirse lejos del famoso hotel mamá ? en una ciudad como Bogotá. Aparte de la matrícula de la universidad, transporte, libros, cuadernos y útiles en general, la principal preocupación es dónde van a vivir y cómo van a hacer para comer y arreglar su ropa.

Hay varias posibilidades, desde vivir con algún familiar hasta rentar un apartamento -ya sea para vivir solo o acompañado-. Así mismo, existe la alternativa de hospedarse en una residencia universitaria.

Soledad... cuánto vales Vivir solo o un poco acompañado, si se vive con dos o más jóvenes, tiene un mayor valor eco nómico. El alquiler de un apartamento, de dos alcobas, puede oscilar entre 300 mil y 600 mil pesos, dependiendo del estrato al que pertenezca el sector. Este valor incluye la administración y en algunas ocasiones el servicio de agua. Cuando esto no es así en servicios de agua y luz se gastaría un promedio de 50 mil pesos.

El teléfono es cuento aparte, pues las llamadas de larga distancia, que suelen ser múltiples y un tanto largas, además del uso diario local aumentan la cuota entre 50 mil y 100 mil pesos.

El arreglo de la ropa y el aseo del apartamento requieren una inversión de 40 mil a 50 mil pesos.

La alimentación, bien sea por fuera o preparada en casa, está alrededor de los 200 mil pesos. Así las cosas el mantenimiento de un estudiante que viva en un apartamento puede ir desde 600 mil hasta 900 mil pesos mensuales.

Convivir y compartir Cuando las posibilidades no permiten disfrutar de un apartamento, existen dos opciones: arrendar un cuarto en una casa de familia o conseguir un cupo en una residencia universitaria.

Cuánto cuesta cualquiera de estas? Los precios oscilan entre 36 mil pesos mensuales únicamente la habitación hasta 500 mil pesos hospedaje, servicios, alimentación y arreglo de ropa.

Las condiciones para ingreso son diversas, en algunas necesariamente deben ser estudiantes y venir de otras ciudades. Tienen límite de edad mínima o máxima, e incluso de religión.

Igualmente se debe pensar en los reglamentos internos que cada lugar posee sobre visitas, salidas y horas de llegada en la noche y permisos especiales de padres o acudientes para au sencias o viajes.

Para quienes no les gusta sentirse completamente solos y desean conservar un poco el ambiente familiar pueden decidirse por una habitación en una casa de familia, donde el arriendo, para una persona sola, puede ir de 100 mil a 150 mil pesos, incluidos los servicios de agua y luz. La alimentación, el arreglo de la ropa y el uso del teléfono corren por cuenta del estudiante -algunas prestan estos servicios con un costo adicional que oscila entre 150 mil y 200 mil pesos-.

La elección en las residencias estudiantiles es más compleja, pues las habitaciones son compartidas por dos y hasta cuatro personas y la ubicación depende del cupo que haya al momento de llegar. Las residencias pueden albergar entre 10 y 350 personas.

El hospedaje y los servicios de agua y luz en una habitación doble oscilan entre 40 mil y 100 mil pesos. El estudiante tiene la posibilidad de lavar y planchar su ropa. Entre mayor sea la ocupación menores son los gastos y una habitación cuádruple puede costar 25 mil pesos.

Los servicios de hospedaje, arreglo de ropa y alimentación, que puede incluir solo desayunos o hasta cuatro comidas, en alcobas dobles cuestan entre 200 mil y 500 mil pesos.

OTRAS CIUDADES Cali Los costos de alimentación, transporte y alojamiento pueden oscilar entre 250 mil y 320 mil pesos mensuales.

En el sector de Meléndez, algunas casas de familia ofrecen habitaciones con precios que van desde los 70 mil hasta los 90 mil pesos por mes, incluyendo servicios de agua y luz. En el sector Colseguros el alojamiento en habitaciones o apartamentos compartidos se puede incrementar hasta 100 mil pesos.

En cualquiera de estos casos la alimentación y el arreglo de ropas los asume el joven.

Manizales En la Universidad Nacional de Manizales los 140 estudiantes que utilizan las residencias estudiantiles pagan una cuota simbólica y gastan 1.600 pesos en almuerzo. Así en total pueden estar gastando entre 80 mil y 150 mil pesos por mes.

Un estudiante de la Universidad de Caldas que utiliza las residencias universitarias puede gastar alrededor de 100 mil pesos mensuales, y uno que rente una habitación en una casa de familia aproximadamente 300 mil pesos.

Medellín El precio promedio de una habitación en una casa de familia es de 200 mil pesos mensuales, que incluyen comida y lavado de ropa.

Un apartaestudio puede costar 350 mil pesos en un barrio de estrato cuatro, sin contar servicios públicos y cuota de administración que pueden estar alrededor de 100 mil pesos.

Una habitación en una casa de familia o en un apartamento puede estar entre 90 mil y 160 mil pesos mensuales, sin servicios que con la alimentación elevan el costo en 200 mil pesos más.

PARA TENER EN CUENTA A LA HORA DE DECIDIRSE -Sea consciente de cuánto puede pagar sin correr el riesgo de incumplir con los pagos respectivos. Igualmente piense cuánto tiempo se tomará el envío y recibo de giros.

-Si definitivamente el presupuesto no le permite pagar un apartamento y la opción es una casa de familia o una residencia es recomendable tener en cuenta: -Que para mayor comodidad se puede escoger entre residencias femeninas, masculinas y mixtas.

-Que esa acomodación depende de la capacidad que usted tiene para relacionarse con otras personas, porque al compartir la vivienda se comparte mucho tiempo, actividades, espacios y objetos. Si bien es recomendable llevarse bien con los demás, se deben mantener las distancias para evitar posibles contratiempos o malentendidos.

-Tener claro la cantidad de personas con las cuáles se estaría dispuesto a compartir una vivienda y el grado de privacidad que se desea, pues en ocasiones se debe compartir una habitación con dos, tres y hasta cuatro personas.

-En algunos lugares existen reglamentos internos que se deben seguir en cuanto a horarios de entrada y salida, alimentación, aseo, recibo de visitas, uso del teléfono, instalación de computadores o televisores. En ocasiones no se entregan llaves de la casa.

-Si la decisión se inclina por compartir habitación es recomendable marcar las prendas, y los objetos valiosos como dinero, joyas o cosas de gran valor sentimental- mantenerlos bajo llave.

OPINOMETRO Fué complicado buscarle alojamiento a su hijo cuando se fue a estudiar a otra ciudad? Sí 73.34% No 23.33% No sabe/No responde 3.33%

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.