RESUCITA PROCESO DE PAZ EN O. MEDIO

RESUCITA PROCESO DE PAZ EN O. MEDIO

El proceso de paz entre israelíes y palestinos resucitó ayer en la Casa Blanca tras permanecer por más de 18 meses en estado de coma.

29 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Después de una reunión a puerta cerrada de una hora con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y el líder de la Autonomía Palestina, Yasser Arafat, el presidente Bill Clinton anunció una reducción de las diferencias entre las dos partes en una buena cantidad de asuntos y la posibilidad de firmar un acuerdo sobre un nuevo retiro israelí de Cisjordania a mediados de Octubre.

La noticia fue ratificada por Netanyahu, quien en declaraciones a la prensa, dijo que sus entrevistas con Arafat y el presidente Clinton habían abierto un camino para concretar un acuerdo de paz con los palestinos.

Tras afirmar que las divergencias se atenuaron, pero aún no desaparecieron del todo , Netanyahu se declaró dispuesto a asumir riesgos políticos a cambio de un buen acuerdo .

Clinton advirtió que aún quedaba mucho trabajo por hacer , pero anunció que Arafat y Netanyahu volverán a reunirse en la Casa Blanca dentro de dos semanas, fecha para la cual se espera tener un acuerdo definitivo entre las partes. Para lograrlo, el mandatario demócrata enviará a Oriente Medio a su secretaria de Estado, Madeleine Albright, y a su enviado especial para la región, Dennis Ross.

La propuesta El proceso de paz estaba paralizado por la negativa israelí de entregar a los palestinos nuevas zonas de Cisjordania, territorio que ocupó durante la Guerra de los Seis Días en 1967, sin antes obtener amplias garantías en materia de seguridad y lucha contra el terrorismo. Tal posición era denunciada por los palestinos como una excusa para incumplir lo pactado en el acuerdo de Oslo, que dio vida a la Autonomía Palestina en Gaza y Cisjordania.

Pero ahora la situación ha cambiado. Fuentes israelíes cercanas a la negociación aseguraron que Netanyahu ha aceptado retirarse de un 13 por ciento de Cisjordania bajo la condición de que un 3 por ciento del total de ese territorio sea convertido en una reserva natural bajo control militar israelí: zona en la cual ninguna de las partes podrá construir viviendas.

Tal fórmula permitiría a Israel, según las mismas fuentes, garantizar la seguridad de sus asentamientos en la zona.

De llegar a concretarse un acuerdo, ese porcentaje de territorio se sumaría al 27 por ciento que ya está bajo el control de la Autoridad Nacional Palestina en Gaza y Cisjordania.

Aunque la Casa Blanca llamó a la prudencia, la noticia renueva las esperanzas de que las partes puedan avanzar hacia la paz. El sólo hecho de que ayer Netanyahu hubiera declarado estar dispuesto a correr riesgos políticos a cambio de conseguir un avances en el proceso, indica a las claras que algo verdaderamente importante ha cambiado.

Algunos analistas comentaron ayer que al parecer el presidente Clinton, deseoso de enterrar el escándalo sexual con Mónica Lewinsky, ha decidido por fin meterle el acelerador a fondo a un proceso en el que el mandatario se está jugando su prestigio y el de su país. Y que en esta decisión habría influido la necesidad política de demostrar que a pesar del Sexgate sigue estando en capacidad de ejercer el liderazgo mundial que se espera del presidente de la primera potencia planetaria.

GESTO DE ARAFAT Nueva York (AFP) En lo que fue interpretado como un gesto conciliador hacia Israel y en pro del buen clima en el reactivado proceso de paz, el presidente de la Autonomía Palestina, Yasser Arafat, se abstuvo ayer de anunciar ante la Asamblea General de Naciones Unidas la creación unilateral de un Estado palestino el próximo año.

Según asesores de Arafat, el líder palestino iba a anunciar unilateralmente la creación de un Estado palestino en mayo de 1999, fecha estipulada por los acuerdos de Oslo para definir el estatuto final de los territorios palestinos. Pero la reactivación del proceso y un pedido explícito de E.U. le hicieron cambiar sus planes.

Arafat, no obstante, pidió el respaldo del mundo para el nacimiento de un Estado palestino argumentando que su pueblo tiene derecho a la autodeterminación.

Les pedimos que continúen respaldándonos, como siempre ocurrió en momentos decisivos en la historia, el presente y el futuro de nuestro pueblo... , dijo el líder palestino.

PIE DE FOTO BILL CLINTON, el líder palestino Yasser Arafat y el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, posan ante la prensa tras discutir durante una hora cómo reanudar el proceso de paz de Oriente Medio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.