QUÉ LES PASÓ, MUCHACHOS

QUÉ LES PASÓ, MUCHACHOS

El Mundial muchas veces es cruel con los supuestos elegidos para la gloria. Antes del torneo acaparan las primeras páginas y los grandes titulares. Dos semanas después, nadie quiere acordarse de ellos.

03 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Algunos son víctimas de las circunstancias. A sus equipos los eliminaron demasiado rápido o una inesperada situación los obligó a postergar sus sueños de gloria y sacrificarse por una causa casi perdida. Pero otros no tienen ningún atenuante que los disculpe. Su fracaso ha sido clamoroso.

Hasta ahora, Francia 98 no ha consagrado a ninguno de los nominados para la gloria eterna. Aunque todavía quedan en carrera algunos de ellos (Zidane, Ortega, Ronaldo, Bergkamp), aún no les ha sacado ventaja a jugadores menos publicitados pero más eficaces, como Edgar Davids, Cesar Sampaio, Alessandro Costacurta o Michael Tarnat.

Por ahora, un sentido homenaje para los malogrados, pero también para los que se fueron de Francia98 antes de tiempo.

Sin pena ni gloria KANU Nada que ver con el delantero del Ajax Amsterdam y del equipo nigeriano que ganó el oro olímpico en los juegos de Atlanta de 1996. Ningún gol, ni siquiera una jugada memorable para recordar. Sin duda, uno de los grandes fiascos de esta Copa del Mundo. Una víctima más del desmedido mercantilismo del fútbol actual, que sobredimensiona a jugadores que apenas son grandes promesas? Demasiada responsabilidad sobre sus hombros para su juventud? RAUL La prensa de España lo declaro, meses antes del Mundial, como la gran figura del torneo, si acaso un escalón detrás de Ronaldo, que hasta ahora no a demostrado mayor cosa. Al menos al segundo le quedan partidos por delante. Pero Raúl... Diez minutos esperanzadores ante Nigeria, un golazo en el mismo partido y pare de contar. De resto, gestos de contrariedad, impotencia, silbatinas inclementes en el momento de ser reemplazado por un compañero. Un fiasco absoluto.

ASPRILLA No era fácil para Asprilla, el gran fracaso de USA94, recuperar su imagen en esta Copa del Mundo, pues el nivel de la selección Colombia no era el mejor. Sin embargo, Asprilla tampoco hizo mayor cosa para remediarlo. Un par de jugadas insulsas ante Rumania, luego una pataleta que trajo como consecuencia su salida del equipo. Asprilla, antes del Mundial, había dicho que si no llegaba a tope no jugaba el Mundial. A juzgar por lo visto, ha debido cumplir su advertencia.

MIJATOVIC El gran delantero del Real Madrid luchó todo el tiempo para confirmar su clase, pero no le salió ni una. Para colmo, cobró el único penalti que hasta ahora no se ha convertido en este Mundial y que, de paso, le significó a Yugoslavia irse del torneo en octavos de final ante Holanda. De poco o nada le sirvió tener de compañeros en la creación a Stockjovic o Savicevic. De nada le sirvió ser la principal estrella del equipo que se hacía llamar el Brasil de Europa . Otra vez será, Pedrag. Una lástima porque es un grande de verdad.

Víctimas de las circunstancias Shearer No triunfó, no descolló, quedó en deuda en el rubro de los goleadores, con apenas dos anotados (uno de penalti) en cuatro partidos. Un mal balance, es cierto. Pero Shearer también mostró un gran espíritu de sacrificio cuando las circunstancias adversas así lo exigieron. Hasta el punto de que terminó de stopper en el juego de octavos de final. Mala suerte, porque pidió a Beckham para que le surtiera balones y Beckham lo hizo quedar como un zapato tras su tonta expulsión ante Argentina.

TORE ANDRE FLO Lo suyo no fue un fracaso. Al fin y al cabo le hizo un gran gol a Brasil. De todos modos se esperaba más del delantero de Noruega, uno de los llamados a encabezar la tabla de goleadores. Tal vez el fútbol esquemático de su equipo les hizo muy difícil superar a Marruecos. Además, frente a Escocia, el rival europeo del grupo, Noruega jugó sin corazón ni alma y de eso no tiene la culpa Tore Andre. Sin embargo, la deuda es bastante grande.

Antes de tiempo IVAN ZAMORANO Qué lástima que se haya ido tan rápido. Porque el delantero de Chile es, por encima de todo, un himno a la entrega y al amor por el fútbol. Ante Brasil, su equipo perdía 4-1, faltaban apenas dos minutos, la eliminación era inminente y, sin embargo, Zamorano jugaba y metía en el área de Brasil como si un gol suyo los clasificara a la siguiente ronda. Gran jugador, líder indiscutido, sin duda uno de los mejores jugadores suramericanos de la década, dejó una huella imborrable en Francia 98.

JAY JAY OKOCHA Otro jugadorazo perdido entre la ineptitud de sus desconcentrados y desconcertados compañeros que, de pronto, olvidaron ante Dinamarca todo lo que habían mostrado frente a España y Nigeria. Daba lástima ver cómo sus jugadas de verdadero maestro morían de cualquier manera ante la eficaz defensa danesa. En este Mundial, el cuento de hadas del mago Okocha merecía un final mucho más feliz.

MICHAEL OWEN Si Owen fuera holandés, alemán, argentino... Pero no, le tocó la Inglaterra de Glenn Hoddle, el técnico que prefería al correcto y flemático Teddy Sheringham, el técnico que creyó que era épico y heroico poner a jugar a su equipo ( Inglaterra!) como si se tratara de Paraguay, solo porque tenía un jugador menos en la cancha. En un par de partidos (más algunos minutos ante Túnez y Rumania) este jugador de 18 años se robó el corazón del mundo por su talento, pero también por su determinación y su sangre fría. Fue grande como suplente, no le pesó para nada arrancar como titular. Sin duda, y de lejos, la gran figura del torneo hasta este momento.

JOSE LUIS CHILAVERT Mención especial merece el arquero de Paraguay, quien confirmó en el escenario de la Copa del Mundo que su liderazgo, personalidad y capacidad deportiva es de talla mundial. Guió al muy limitado equipo de Paraguay a una clasificación honrosa. Los franceses aún sienten un escalofrío en el cuello cuando oyen mencionar su nombre. Si Chilavert hubiera estado al frente de un equipo más competente, muy seguramente estaría en capacidad de lograr una hazaña única en la historia de la Copa Mundo: que declaren a un arquero la figura del torneo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.