BAJA EN LAS MATERIAS PRIMAS

BAJA EN LAS MATERIAS PRIMAS

De las veintidós materias primas identificadas como commodities más comúnmente tranzadas en los mercados mundiales, sólo cinco no han bajado de precio en este año. El índice de commodities de Goldman Sachs, que signa sus tendencias, ha bajado un 30 por ciento desde la crisis asiática desatada en octubre de 1997.

08 de julio 1998 , 12:00 a. m.

No parece que se trate de una depresión . Sin embargo, el potencial para que se desarrolle un escenario de esta clase crece a medida que los países asiáticos, con sus monedas devaluadas, tratan de salir de sus crisis tratando de exportar. El peligro aparece a medida que otras regiones adquieren la misma enfermedad asiática, transmitida parcialmente por medio de la caída de los precios de las commodities .

Los países que dependen de las exportaciones de commodities están sintiendo el dolor. Rusia y las otras llamadas repúblicas soviéticas son las últimas víctimas. Con el petróleo crudo West Texas negociándose a US$15 por barril, cuando llegó a estar a US$27 en enero de 1997, han tenido que rebajar las exportaciones del nivel de 7.2 millones de barriles exportados por día.

Venezuela, país en donde los ingresos petroleros representan un considerable porcentaje de sus ingresos impositivos, se vio forzado a disminuir su presupuesto de 1998 en US$2.000 millones, algo parecido a lo que debieron hacer los mejicanos. Venezuela, como se sabe, ha sido siempre el niño terrible de la Organización de Países Exportadores de Petróleo -OPEP-, y acostumbraba no honrar las cuotas petroleras establecidas dentro de esa organización para terminar hoy también ateniéndose a los recortes aprobados para todos los países de la OPEP. Ni qué decir que la baja del petróleo afecta considerablemente a Colombia.

Chile, el país cuprífero por excelencia y dependiente del metal en un 40 por ciento de sus exportaciones totales, a causa de la caída del precio en un 31 por ciento en el curso de los pasados doce meses, ha tenido que cerrar por lo menos dos minas y aplazar la puesta en operación de varios proyectos de expansión. El gobierno chileno calcula este año un déficit de US$2.000 millones en su balanza en cuenta corriente de la balanza de pagos, o sea un alarmante 6 por ciento de su producto bruto interno.

Otros países latinoamericanos, tales como Brasil y Argentina, están sufriendo por la caída en los precios de los granos, el café afectado también por la baja de precios, perjudicando a Brasil y Colombia. No solamente la demanda asiática de carne y alimentos para el ganado se ha reducido, sino que la oferta de granos ha crecido actualmente, gracias al inesperado buen tiempo ocurrido por cuenta de los fenómenos climatéricos de El Niño. El resultado neto es que los precios del trigo han caído un 17 por ciento, los del maíz un 14 por ciento y los del frijol soya 7 por ciento por lo pronto este año. Lo anterior afectará grandemente los ingresos de los más importantes productores de granos del mundo, es decir, los norteamericanos.

Pero las malas noticias de los precios de las commodities para los exportadores también tiene su parte buena, o sea que importantes consumidores de materias primas importadas como los países asiáticos, tendrán a la vez alivio por la baja de precios. Infortunadamente para ellos, el efecto de las devaluaciones neutraliza los bajos precios de los insumos para los importadores, como en el caso de Corea del Sur, en donde el won se ha depreciado más de un 35 por ciento frente al dólar norteamericano desde el pasado otoño.

Sin embargo, los precios de commodities no han terminado de caer. Los países asiáticos, desesperados por aumentar sus ingresos de dólares, están exportando localmente a un mercado débil por el aumento en la oferta. Indonesia está exportando más petróleo y cacao. Corea está descargándose de parte de sus reservas en oro, y los solos rumores sobre China que está haciendo dumping con la exportación de plata, han hecho bajar los precios del metal precioso en un 20 por ciento en los pasados dos meses.

Cuál será el impacto a largo plazo de mayores caídas en los precios de commodities ? negativo seguramente. Los menores costos no estimularán las economías de los grandes importadores tales como Corea y Japón en forma suficiente para neutralizar los perjuicios de los exportadores. Rusia, Indonesia, Africa, América Latina encontrarán aún más difícil financiar los déficit en cuenta corriente a medida que sus ingresos por exportaciones se reducen. Tendrán que disminuir sus volúmenes exportados para evitar mayores caídas en los precios en el mercado mundial de las aludidas commodities , lo cual afectará el crecimiento económico global. Es este un círculo vicioso muy complicado de romper.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.