EL SECTOR AUTOMOTRIZ BRASILEÑO SE DESPLOMA EN EL MERCADO

EL SECTOR AUTOMOTRIZ BRASILEÑO SE DESPLOMA EN EL MERCADO

Las ventas de automóviles en Brasil cayeron en un 17,1 por ciento durante el primer semestre del año, confirmando que una de las industrias más grandes y con un crecimiento más acelerado en el país sufrió una baja fuerte como resultado de la crisis económica asiática.

08 de julio 1998 , 12:00 a. m.

La Asociación Brasileña de Fabricantes de Automóviles (Anfavea), dijo que la producción de autos había caído en un 14,7 por ciento en los primeros seis meses de este año, en comparación con el mismo período de 1997.

Este fuerte golpe a las ventas causado por la crisis asiática ha exacerbado los temores de que el sector tiene un grave problema de sobre-capacidad sumándole a esto una fuerte inversión de los fabricantes de automóviles más grandes del mundo en Brasil.

La ventas de autos nuevos, casi tres cuartos de los que se compran con créditos, han caído vertiginosamente desde noviembre cuando el gobierno duplicó las tasas de interés a 43 por ciento en un esfuerzo por salvar la moneda.

La industria también se ha visto afectada por un incremento de los impuestos para todos los carros y para el petróleo y un Indice de desempleo más alto, lo cual ha hecho que se restrinja el consumo de bienes.

Se espera que el mercado recupere algún terreno en la segunda mitad del año. Sin embargo, los analistas creen que las ventas registrarán una baja del 10 por ciento durante todo el año y la producción bajará en un 5 por ciento.

Otros sectores de la economía que dependen en gran parte del crédito para el consumo también han sido afectados por la crisis asiática.

El mes pasado, Lojas Arapu, una de las cadenas brasileñas más grandes de electrodomésticos, se vio forzada a buscar protección de sus prestamistas.

Los manufactureros de carros tuvieron la capacidad de reponerse al mercado doméstico perdido porque incrementaron sus exportaciones en un 45 por ciento: de 18.500 millones de dólares a 26.800 millones de dólares en la primera mitad de 1998.

Las ventas de autos para pasajeros de Volkswagen, por muchos años el mayor productor del país, bajaron en un 32 por ciento a 185.143 en el primer semestre, mientras que las ventas de Fiat bajaron 23,6 por ciento a 185.558, de acuerdo a la Anfavea.

Hasta finales de este año, la industria automotriz brasileña experimentó un período de crecimiento sostenido con un incremento promedio en la producción de 14 por ciento al año desde 1991.

La estabilidad económica del país provocó un boom en la demanda popular, especialmente en los carros populares pequeños.

Con las oportunidades limitadas para crecer en Europa, fabricantes de carros de Estados Unidos y Japón, están percibiendo a Suramérica, China e India, como los mercados con más potencial.

Los fabricantes de autos se han comprometido en invertir 20.000 millones de dólares durante los próximos 4 años en Brasil, moviéndose de 8 a 5 en la tabla de los productores de carros.

Aunque se espera que las ventas se recuperen el próximo año, algunos analistas creen que la demanda será inferior a la capacidad productiva, pues próximamente la industria automotriz sacará 3 millones de carros al año

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.