CRUZADA DE UN HOMBRE POR EL RESCATE DE LOS PEGASOS

CRUZADA DE UN HOMBRE POR EL RESCATE DE LOS PEGASOS

El ejemplo dado por Otto Rodríguez durante el Día Mundial del Patrimonio Histórico tiene visos de patriotismo, de civismo, de verdadero interés por los monumentos y, al mismo tiempo, por la paz del país.

08 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Por qué este inspector de obras de albañilería decidió colgarse una pancarta al cuello y salirle al paso al ministro de Cultura cuando el funcionario cumplía su apretada agenda del día y se disponía a condecorar a Enrique Grau en el Museo de Arte Moderno de Cartagena? Porque Los Pegasos se están cayendo y nadie hace nada por rescatarlos , responde el mismo. Y así se lo hizo saber al ministro Ramiro Osorio quien no tuvo más remedio que detenerse a la entrada del Museo y atender las quejas de este ciudadano, natural de San Onofre (Sucre), pero hijo por antiguedad de Cartagena, en donde vive y trabaja hace veinte años.

Cómo es posible, ministro, que estas imponentes esculturas que simbolizan la libertad, se estén cayendo por la desidia oficial después de haber sido donadas por el maestro Héctor Lombana. ? , preguntó Rodríguez. A continuación le recordó a Osorio que los pegasos han volado libres durante miles de años y un día decidieron posarse en Cartagena, pero esa ha sido su desgracia, porque se están cayendo , dijo.

Luego de esta diatriba el ministro se acercó un poco al hombre y, como en privado, quiso saber dónde están Los Pegasos? , pero todo intento de confidencialidad quedó descartado cuando el hombre exclamó: aquí mismo, a cuatro cuadras , mientras señalaba en dirección al tradicional muelle de Los Pegasos, dominado por tres esculturas de estos caballos alados (dos adultos y uno pequeño que está en el mismo pedestal de la hembra).

El ministro tomó nota y siguió hacia el acto programado en el Museo. Rodríguez se quedó con la sensación de que al menos él había hecho algo por llamar la atención sobre la necesidad de rescatar uno de los monumentos que le dan personalidad al entorno del muelle turístico de la ciudad y del Centro de Convenciones.

Es que si todos somos indiferentes y no hacemos nada frente a los pequeños problemas cotidianos, más aún lo vamos a ser ante los grandes conflictos del país. La paz comienza por actos como este , dijo mientras señalaba su pancarta, con dibujos de Los Pegasos realizados por el mismo con un marcador, en donde también se leía: Se van a caer Los Pegasos del maestro Héctor Lombana, pero no será por tu culpa señora gravedad .

Recientemente la administración ordenó sellar las entradas que tenían los pedestales de Los Pegasos, para evitar que sigan siento utilizados como letrinas, pero de acuerdo con Rodríguez (no en balde es inspector de obras) estos no son más que pañitos de agua tibia , que no pondrán freno al progresivo deterioro de las bases.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.